Los diputados de Ciudadanos en el Parlament Sergio Sanz, Carmen de Rivera, María Valle y Antonio Espinosa han denunciado internamente el relevo de Lorena Roldán, elegida hace un año en primarias como candidata a las catalanas, por Carlos Carrizosa, según el documento al que ha tenido acceso Efe.

Los cuatro parlamentarios, que apoyaron la candidatura crítica de Francisco Igea en las primarias a la presidencia del partido, han denunciado falta de «democracia interna» en la formación.

El texto, registrado este mediodía en la plataforma del partido, denuncia que se haya situado a Carrizosa por parte de la ejecutiva y sin nueva consulta a las bases después de que Roldán haya supuestamente decidido dar un paso al lado para concentrarse en su trabajo en el Senado y dar oportunidad a un candidato más adecuado para la coalición electoral constitucionalista que Cs quiere liderar.

Los diputados han recordado que Roldán fue elegida por el 86 % de los votos en primarias y que, de necesitar un relevo, no hay «motivos políticos ni organizativos que justifiquen no convocar unas nuevas primarias».

«La ausencia de primarias impide el debate de ideas», han apuntado.

Más allá, denuncian que la elección de Carrizosa «es contraria a derecho y vulnera los estatutos» de la formación.

La decisión de la ejecutiva del 19 de agosto de relevar a Roldán como candidata consideran que viene a contravenir la ley de partidos y sus derechos como afiliados.

Sobre el relevo, el propio Carrizosa explicaba en varias entrevistas y comparecencias esta semana que era acorde con las normas internas del partido que la dirección pudiera elegir a otro candidato si el elegido en primarias renunciaba y se daban circunstancias «extraordinarias» como las que, según él, se dan en Cataluña.

Los firmantes del documento han recordado que Cs desde su nacimiento ha querido abanderar la regeneración democrática no sólo para con los procesos electorales, sino también en el funcionamiento de los mismos partidos.