Política

Corinna declarará finalmente desde la embajada española en Londres por el 'caso Villarejo'

El juez Manuel García Castellón acepta la solicitud de la examante de Juan Carlos I para comparecer por videoconferencia como investigada por presunto cohecho y abre la posibilidad a desplazarse él mismo a la capital inglesa para escucharla

logo
Corinna declarará finalmente desde la embajada española en Londres por el 'caso Villarejo'
La empresaria germano danesa Corinna Larsen

La princesa Corinna.

Resumen:

El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha acordado que la declaración de Corinna Larsen, la examante del rey emérito, como investigada en el caso Tándem o Villarejo sea por videoconferencia desde la embajada española en Londres.

El pasado 24 de agosto, el magistrado acordó retrasar la declaración de la empresaria germano-danesa 20 días, del 8 de septiembre que estaba prevista en un primer momento al día 28 del mismo mes, aunque requirió que fuera presencialmente en Madrid, rechazando que se hiciera desde el despacho de abogados que le representa en Reino Unido.

El abogado de Larsen en España, José Antonio Choclán, ha recurrido por un lado su imputación -pues considera que no pudo existir el delito de cohecho que el juez imputa a la mujer y, en caso de que hubiera indicios de éste, rechaza que el titular del Juzgado Central de Instrucción 6 sea competente para investigarla sin una querella previa de la Fiscalía ni de afectados- y, por otro, su citación presencial. Propuso al juez la declaración voluntaria por videoconferencia desde la embajada de España en Londres que el magistrado, como adelantó El Mundo y ha confirmado El Independiente en el auto judicial de este martes, ha aceptado.

En la resolución, el instructor acuerda que «la declaración como investigada de Corinna Larsen se realice mediante videoconferencia en la Embajada de España en el Reino Unido». Deja abierta también la puerta a desplazarse él mismo a Reino Unido para escucharla: «En cuanto a la presencia del Magistrado Instructor en el lugar de la declaración, aludida en el auto del 24/8, en todo caso quedará condicionada a la viabilidad del desplazamiento, atendiendo a las circunstancias excepcionales referidas».

Esas circunstancias extraordinarias son la pandemia del coronavirus y la incidencia en los desplazamientos entre España y Reino Unido. Precisamente el juez ha admitido las razones sanitarias que Corinna Larsen expuso para evitar venir a España. Ésta afirmó que el desplazamiento suponía «no solo un riesgo para su salud, sino que además se ve condicionado por las limitaciones que ha impuesto el Gobierno de Reino Unido, el autoaislamiento durante 14 días para quienes entren en el país desde España». Para García Castellón, se trata de una «situación excepcional, ajena a la voluntad de la investigada y que este magistrado valora como justificada».

Un presunto encargo de espionaje

El juez de la Audiencia Nacional decidió investigar a Larsen y a Villarejo como autores de un presunto delito de cohecho tras el hallazgo de una grabación de una conversación entre ambos en octubre de 2016 en Londres. Para ello, reabrió la pieza V o Carol del caso Tándem, archivada en septiembre de 2018 por el anterior instructor Diego de Egea.

El juez sospecha que la empresaria encargó a Villarejo que espiara a una asistente suya de la que sospechaba que podía estar filtrando información personal. También que el comisario habría utilizado -misma razón por la que se le investiga en otras piezas de la macrocausa Tándem- los contactos que tenía en la Policía para acceder a información confidencial de la espiada. Tanto la defensa de Villarejo, Antonio José García Cabrera, como la de Larsen defienden que en el momento de la reunión donde supuestamente se habría hecho el encargo, según los investigadores, el comisario llevaba tres meses fuera de la Policía, puesto que se había jubilado, y por tanto no pudo incurrir en un delito de cohecho como funcionario público.

Comentar ()