Política Pieza Kitchen

Rajoy tuvo "conocimiento" del espionaje a Bárcenas, según la Policía

El presidente del Gobierno estuvo al tanto del operativo para recuperar "documentos y audios comprometedores con dirigentes del Partido Popular", según un informe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía

Mariano Rajoy en la presentación de su libro "Una España mejor" EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tuvo «conocimiento» de la «operación, denominada Kitchen o Cocina» desarrollada a partir de 2013 y en la que distintos miembros de la cúpula policial hicieron seguimientos al extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, y entraron en un estudio de restauración de su esposa, Rosalía Iglesias, para recuperar «documentos y archivos (entre los cuales, al parecer, figuran documentos y archivos de audio comprometedores con dirigentes del Partido Popular)» y evitar que éstos acabaran en manos del juez Pablo Ruz, que comenzó a investigar la presunta financiación irregular del PP en el caso Gürtel.

Esa es la conclusión a la que llega la Unidad de Asuntos Internos de la Policía en un informe al que ha tenido acceso El Independiente entregado al juez José De la Mata, instructor en la Audiencia Nacional del caso de la caja B del PP en el que hay una pieza, Kitchen, dedicada a esclarecer el operativo montado por el Gobierno para requisar a Bárcenas documentos que podían poner en aprietos a altos cargos del PP, entre ellos al presidente Mariano Rajoy, y para cuyo objetivo se hizo uso de organismos del Estado, se puso a trabajar a la cúpula policial y se destinaron fondos reservados, según los indicios que existen hasta el momento.

En dicho informe se describe en qué consistió la Operación Kitchen y quién estuvo detrás de ella: «Se trataría de una operación encaminada a la localización de esos documentos y archivos (entre los cuales, al parecer, figuran documentos y archivos de audio comprometedores con dirigentes del Partido Popular), la cual habría tenido un resultado positivo y estaría coordinada por el entonces Secretarlo de Estado de Seguridad [Francisco Martínez] (con conocimiento del «Asturiano» y del «Largo»)…». El «Asturiano» es Mariano Rajoy, según se explicó en un escrito entregado por la Fiscalía Anticorrupción al juez Manuel García Castellón que también investiga la operación Kitchen en el marco del caso Villarejo y el «Largo» sería el abogado Javier Iglesias, vinculado al Partido Popular.

Ése sería, según el documento policial, el verdadero objetivo del operativo y no el de hallar pruebas de actividad delictiva de Bárcenas o pistas de sus fondos ocultos en el extranjero para entregarlas a la Autoridad Judicial, como declararon el exnúmero dos de la Policía, Eugenio Pino, y el exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO), Enrique García Castaño, ambos imputados, al juez. Así lo explican los agentes de la Unidad de Asuntos Internos: «Pese a que la finalidad de la operación, denominada KITCHEN o COCINA, se define en la Nota intervenida en la carpeta «KIT» como la «localización de documentos, así como el descubrimiento de actividades de interés policial-judicial, del objetivo (LB)» y la averiguación de «la posible ubicación de documentación que LB tendría oculta en un escondite solo conocido por él para «informar inmediatamente de ello a la Autorídad Judicial, a partir de las manifestaciones de los intervinientes en las conversaciones registradas en otra serie de archivos de audio albergados en el pendrive reseñado como INDICIO BE9 (intervenido en finca El Montecillo, domicilio habitual de Villarejo)».

Comentar ()