Política El Gobierno presenta su Ley de Memoria Democrática

"Una reparación a las víctimas que lucharon contra el franquismo"

El Valle de los Caídos, donde están enterradas más de 33.000 personas, se convertirá en un cementerio civil y la Fundación de los Benedictinos desaparecerá

Carmen Calvo, en el Palacio de La Moncloa. EFE

La vicepresidenta primera del Gobierno ha llevado este martes al Consejo de Ministros la nueva Ley de Memoria Democrática, una de las iniciativas estrella de su Departamento en muy buena medida retrasada por la crisis del coronavirus y el confinamiento. Una Ley «buena para el Gobierno y, lo que es más importante, para la democracia», ha dicho Calvo al inicio de su comparecencia ante los medios de comunicación. Esta ley se mueve «estrictamente en la defensa de los derechos humanos», ha agregado Calvo quien cree que así se «homologa» la democracia española con las de nuestro entorno.

Tiene además un régimen sancionador de la que carecía la ley de 2003 con multas de hasta 150.000 euros, como es traslado de víctimas de la Guerra Civil y de la Dictadura sin conocimiento de la administración, la destrucción de fosas comunes y hacer actos de exaltación del franquismo.

Pendiente de pasar con el CGPJ y el Consejo Fiscal, su doble objetivo es la «defensa y conocimiento de nuestro pasado democrático». «Nuestro país incorpora el constitucionalismo desde hace dos siglos. Es una memoria muy larga llena de hitos y de lucha por la dignidad del pueblo español. Por eso se llama de memoria democrática y abandona el término de histórica», ha explicado Calvo. Además, los lugares de memoria «serán protegidos».

Bajo el lema de «nunca más», la idea de Calvo es, sobre todo «mirar al futuro». El segundo objetivo es el reconocimiento, reparación y dignidad para «nuestros compatriotas que perdieron la vida en la lucha contra el fascismo de forma ignominiosa», tras más de 40 años de democracia .

La ley, que tendrá incidencia también en los contenidos académicos, lleva aparejada una serie de iniciativas importantes. Los juicios sumarísimos serán considerados nulos, entre ellos, el del ex presidente de la Generalitat Companys, fusilado durante el franquismo. Además, se reconocerá a las víctimas que siguen en fosas comunes, de modo que será el Estado y las administraciones públicas las que se hagan cargo de la exhumación e identificación así como «de rendirles el tributo de paz que se merecen». Tras admitir que el Gobierno desconoce el mapa de «fosas al que nos tenemos que enfrentar», habrá un banco de ADN y se ampliarán los archivos históricos, incluso los que están fuera de España.

El 31 de octubre y el 8 de mayo serán dos nuevas conmemoraciones de recuerdo a las víctimas

También se hará una homenaje al exilio «para recuperar la dignidad de su memoria» en coordinación con sus familias. Para todo ello se creará una Fiscalía de sala especial en el Supremo, que respetará la normativa que cada Comunidad autónoma ha puesto en marcha. «Este es un asunto en el que le va a país su buen nombre consigo mismo y en el plano europeo e internacional». Se crean dos nuevas conmemoraciones: el 31 de octubre será la fecha de las víctimas de la Dictadura y el exilio, y el 8 de mayo para recordar en el contexto europeo la lucha antifascista europea.

La Fundación Francisco Franco está en el ojo del huracán. Calvo ha confirmado que «esta ley contempla que no podrán existir asociaciones con recursos públicos que enaltezcan figuras dictatoriales, exactamente como ocurre en cualquier otro país», aunque requerirá de otras reformas legales cuando se apruebe este texto. Para ello deberá modificarse la ley de asociaciones. En definitiva, las organizaciones que hagan «apología del franquismo» podrán ser «extinguidas».

La ley tiene perspectiva de género y racial por la persecución de etnias como la gitana

Asimismo, con el nuevo texto los descendientes de los brigadistas internacionales que pelearon en la Guerra Civil al lado de la República, podrán acceder a la nacionalidad española. «Ya era hora de decir desde el Gobierno a estos héroes y heroínas de la democracia: gracias por venir», ha escrito Pablo Iglesias en su Twitter antes de la comparecencia de Calvo y Montero. También se retirarán los títulos nobiliarios vinculados al franquismo. «No lo serán aquellos no vinculados a la vis política como rangos intelectuales, científicos o académicos que no tienen que ver con la represión» de la dictadura.

La ley, que tendrá perspectiva de género y racial, por la persecución de etnias como la gitana, se creará además un «panteón de España» junto al panteón de figuras ilustres. Además, el Valle de los Caídos, donde están enterradas mas de 33.000 personas, se convertirá en un cementerio civil, según el plan de Pedro Sánchez, a falta de determinar la «resignificación» de la gran cruz y del monumento, esto es, explicar el significado del sitio. Además, la fundación de los Benedictimos se extinguirá y será Patrimonio la que asuma la gestión del recinto. El Gobierno confía en que esta sea una Ley «apoyada por todos» a su paso por el Congreso de los Diputados al arranque del año que viene, según cálculos de Moncloa.

Dicha «resignificación» pasará por dar a conocer la lista de las empresas que participaron en la construcción del Valle y las que, en general, usaron «mano de obra esclava».

Por otro lado la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha negado divergencias en el Gobierno respecto a la edad de jubilación. El titular de Seguridad Social, José Luis Escrivá, habló de acercar la ley real de jubilación a la legal y no tanto a elevar la edad para jubilarse.

El Gobierno se felicita de que la Fiscalía «archive» las querellas por su gestión del Covid

Y en cuanto a la decisión de la Fiscalía, al frente de la cual se sienta la ex ministra Dolores Delgado, de pedir el archivo de todas las querellas contra el Gobierno por su gestión de la pandemia, Montero ha aseverado «que este Gobierno tiene la absoluta tranquilidad de que ha actuado bajo el paraguas del criterios de los expertos» y en coordinación de las Comunidades. En definitiva, «ese archivo se ha vivido con bastante normalidad», dando por hecho que todas esas querellas van a quedar en nada aún a falta de escuchar a los jueces.

Además, Calvo ha reivindicado su papel como vicepresidenta en la negociación de apoyos para los Presupuestos Generales del Estado y la responsabilidad directa de la ministra de Hacienda, pero serán unas Cuentas «que coordinaremos los dos partidos del Gobierno. Cualquier miembro del Gobierno puede hablar con el resto de los partidos» dando carta de naturaleza a la reunión que este miércoles mantendrá Pablo Iglesias con los portavoces de ERC y Bildu.

Respecto a si Iglesias tiene el plácet de Pedro Sánchez, Montero ha afirmado que «nadie va por su cuenta», pero matizado a continuación que los miembros del Gobierno «tienen iniciativa » y cualquiera en este sentido «será bienvenida».

Comentar ()