El prestigioso virólogo español Adolfo García-Sastre, jefe de patógenos emergentes del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, ha lanzado un aviso este miércoles: «Va a ser muy difícil que una vacuna pueda acabar con este virus». Para el científico, una hipotética y futura vacuna mitigaría las consecuencias asociadas al virus, especialmente los confinamientos masivos, pero no serviría para erradicarlo.

«Es difícil acabar con un virus como este», ha dicho en una entrevista con el programa Trece al Día, recordando el caso de la gripe, que pese a contar con una vacuna anual sigue produciendo importantes picos de contagios y muertes cada año en todo el mundo.

García-Sastre defiende además que hay que «aumentar las medidas» de control aunque sin llegar a un «confinamiento general». En opinión del virólogo, el objetivo es llegar a una meseta de contagios en la que actualmente no estamos.

«El problema es que ahora hay un aumento de muertes y el de contagios no baja», ha explicado García-Sastre en su entrevista con Trece al Día, pronosticando que esta es una tendencia que seguiremos viendo en las próximas semanas.