Unas declaraciones del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en las que asegura que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado no son «fundamentales» en la lucha contra la pandemia han provocado el cabreo de sindicatos policiales.

En una entrevista en ‘La Hora de la 1’, el matinal de TVE, Iglesias comentaba la situación que se vive en la Comunidad de Madrid con las nuevas restricciones a la movilidad impuestas a 37 zonas básicas de salud. Para controlar las salidas y entradas de los ciudadanos en sus perímetros, Madrid está realizando controles policiales.

«Pretender decirle a muchos vecinos de Vallecas y Carabanchel que va a haber muchos controles policiales para ver a dónde van y de dónde vienen creo que pueden generar en la genta una sensación de que las cosas no se están haciendo bien», ha considerado el vicepresidente.

A su juicio, son los «médicos, enfermeros, profesores y trabajadores de los servicios públicos» los que «van a ser fundamentales para seguir combatiendo» la pandemia. Y no los «policías y militares».

Las palabras de Iglesias han sentado mal entre los principales sindicatos policiales. «Durante el estado de alarma quién realizaba esa labor debían ser los ‘osos amorosos’, ¿no?», ha ironizado Jupol. Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado se «limitan a cumplir legal y profesionalmente lo que ordenan los legisladores, es decir, ustedes», ha añadido.

Para la Confederación Española de Policía (CEP) las palabras de Iglesias ofenden a 70.000 familias de la Policía Nacional. «Más de 3.700 compañeros llegaron a infectarse o a estar aislados por trabajar en la pandemia», señalan.

«Si los policías no somos fundamentales para salvar vidas en la crisis del Covid-19, según el vicepresidente, nada la impide renunciar a la protección que le dan los compañeros. Menos demagogia y política con nuestro trabajo y más respeto a quienes se juegan la vida cada día», critica.