España | Política La Justicia se renueva

El Gobierno fracasa en su intento de boicotear los nombramientos del CGPJ

El órgano de Gobierno de los jueces elige, con una amplia mayoría, a tres presidentes de Sala del Tribunal Supremo y tres magistrados de la Sala de lo Penal a pesar de que el ministro de Justicia deseó que un órgano en "descomposición" no nombrara

Lesmes en el Pleno del CGPJ sobre Dolores Delgado. EP

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha sacado adelante esta mañana el nombramiento de seis puestos clave en el Tribunal Supremo, desoyendo las presiones del Gobierno que, hasta el último momento antes de esta cita de máxima relevancia para la carrera judicial, ha insistido en que el órgano de Gobierno de los jueces -en funciones desde finales de 2018 por la falta de acuerdo entre PSOE y Partido Popular para su renovación- no debería hacer nombramientos.

Los 21 miembros del Pleno debatieron y votaron este miércoles los seis nombramientos que han salido adelante con un amplísimo acuerdo (muy superior a los 13 votos exigidos), a través del que los vocales han querido transmitir la independencia de la Justicia de los políticos para renovar los órganos judiciales por «mandato constitucional», según trasladan fuentes del órgano a El Independiente. Se trata de una manifestación de unidad contra las últimas intervenciones públicas de miembros del Gobierno que, como el ministro de Justicia Juan Carlos Campo, afirmó que un órgano «en descomposición» no debería seguir nombrando jueces.

Así, han sacado adelante el nombramiento de las tres presidencias de la Sala Tercera, Cuarta y Quinta del Supremo y de tres magistrados para la Sala de lo Penal. En la Sala Cuarta o de lo Social, con 19 votos a favor, han elegido a la magistrada María Luisa Segoviano, que como adelantó El Independiente se convierte en la primera mujer que accede a la presidencia de una Sala del Tribunal Supremo en los más de doscientos años de historia de este órgano. Dos vocales (Álvaro Cuesta, elegido a propuesta del PSOE y Concepción Sáez, a propuesta de IU) votaron en blanco en ésta y el resto de deliberaciones para transmitir al presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, su desacuerdo en continuar con los nombramientos a pesar del bloqueo político. La magistrada María Lourdes Arastey Sahún era la otra aspirante al puesto.

Para la Sala Tercera o de lo Contencioso-Administrativo, el Pleno ha designado al magistrado conservador César Tolosa con 18 votos. La candidata Pilar Teso, con la que se disputaba el puesto, obtuvo un voto y hubo otros dos votos en blanco.

En la Sala Quinta o de lo Militar, ha salido adelante la designación del progresista Jacobo Barja de Quiroga con 19 votos a favor y dos en blanco. Optaba también el miembro de la Sala Segunda del alto tribunal, Julián Sánchez Melgar

Por último, aunque se trató de la primera votación del orden del día, los vocales decidieron nombrar a Ángel Hurtado, Javier Hernández y Leopoldo Puente magistrados de la Sala Segunda o de lo Penal del Tribunal Supremo, encargada de investigar y juzgar a los aforados. Todos ellos han recibido 19 votos a favor y dos en blanco.

Hurtado desempeña ahora su labor en la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional. Hernández lo hace en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y Puente, en la la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Los tres cubrirán las plazas al turno general que quedaron vacantes a finales de 2019 por la jubilación de los magistrados Luciano Varela, Francisco Monterde y Alberto Jorge Barreiro.

Comentar ()