Europa | Internacional

Italia, abocada a celebrar elecciones anticipadas tras el plantón de Salvini

El ministro del Interior sentencia la coalición de gobierno con el Movimiento 5 Estrellas después de un año de coalición

logo
Italia, abocada a celebrar elecciones anticipadas tras el plantón de Salvini
Matteo Salvini, ministro del Interior y líder de la Liga, en una rueda de prensa en Roma.

Matteo Salvini, ministro del Interior y líder de la Liga, en una rueda de prensa en Roma.

Resumen:

«Hay que devolver la palabra a los ciudadanos». Con esta sentencia Matteo Salvini, ministro italiano del Interior, sentenciaba el jueves a la coalición que lleva gobernando Italia algo más de un año. El matrimonio contra natura entre la Liga y el Movimiento 5 Estrellas está agotado. Salvini quiere que haya elecciones el 13 de octubre y se plantea presentarse solo, según informa el Corriere della Sera. La bolsa italiana se ha teñido de rojo y la prima de riesgo se ha disparado a 230 puntos.

En un comunicado hecho público el jueves por la tarde, Salvini afirma que la coalición de gobierno ha dejado de tener la mayoría. El ministro del Interior ha decidido dar este paso después del voto en el Parlamento sobre el tren de alta velocidad (TAV) entre Turín y Lyon, al que se opone el Movimiento 5 Estrellas pero apoya la Liga. Luigi di Maio, líder de 5 Estrellas, asegura que es una excusa, ya que su formación rechazaba el TAV desde que se pactó la coalición.

Salvini informó al primer ministro, Giuseppe Conte, sobre la necesidad de acudir de nuevo a las urnas, dado que ya no hay una mayoría para seguir adelante al frente del gobierno. Conte ha dicho que habría que convocar al Parlamento, en pausa veraniega, para que Salvini explique las razones de la ruptura ante los parlamentarios.

El ministro italiano del Interior ha declarado que no tiene problema, aunque la convocatoria sea en domingo de agosto. «Que los parlamentarios levanten el culo y vengan al Parlamento, aunque sea en Ferragosto (15 de agosto) si hace falta. Quien no venga es porque quiere mantener su poltrona. Nosotros estaremos desde el lunes», ha dicho Salvini. Mientras tanto, recorre Italia de mitin en mitin. La Liga ha registrado este viernes una moción de censura contra Conte para provocar la convocatoria de elecciones.

El vicepresidente del Consejo de Ministros Luigi Di Maio ha reaccionado a la sentencia de Salvini. «No estamos interesados en los sillones, estamos dispuestos. Lo que nos queda por hacer es una reforma para suprimir 345 puestos en el Parlamento.  Hagámosla y luego votemos».

La única forma de evitar elecciones es que el presidente, Sergio Mattarella, decidiera formar un gobierno técnico que lograra que se aprobaran los presupuestos en otoño, pero parece complicado si se oponen la Liga y el Movimiento 5 Estrellas.

«Seré candidato a primer ministro. Quien vote a Salvini sabe qué está votando», afirma el ministro del Interior

En Pescara, Salvini ha contestado a los periodistas sobre su propósito: «Sí, seré candidato a primer ministro. Quien vote a Salvini sabe qué está votando». Curiosamente, el miércoles publicaba el Corriere una entrevista con Steve Bannon, quien fuera asesor de la campaña electoral de Donald Trump y ahora impulsa a las fuerzas soberanistas en Europa. Bannon, gran admirador de Salvini, anticipaba el divorcio en el Gobierno italiano. «No todos los matrimonios funcionan».

Este gobierno es fruto de las elecciones celebradas en marzo de 2018, cuando ganaron los movimientos populistas. La fuerza más votada fue el Movimiento 5 Estrellas con más del 32% de los votos. Su líder, Luigi di Maio, de 31 años, logró un hito histórico. Pero para gobernar tuvo que aliarse con la Liga, encabezada por Matteo Salvini.

La coalición de centroderecha sumó más del 36% de los apoyos. La novedad es que Salvini dio el sorpasso a Fuerza Italia de Berlusconi, al conseguir el 17,6% de los votos, tres puntos más que Fuerza Italia.

Desde entonces, Salvini está en campaña electoral constante. En vivo y a través de las redes sociales que domina a la perfección. Las elecciones europeas le dieron una señal clara de que su momento ha llegado. La Liga logró el 34,33% de los votos y 28 escaños en el Parlamento Europeo. Salvini ha abanderado la formación de una coalición de soberanistas en la que está integrada también el refundado Frente Nacional de Marine Le Pen.

El último sondeo de Ipsos, que ha publicado esta semana el Corriere, da a la Liga más del 36% de los votos. Junto a Fuerza Italia y a Fratelli d’Italia podría superar el 50% y así gobernar sin los incómodos socios del Movimiento 5 Estrellas, que se queda en algo más del 17%. Sería la tercera fuerza política, detrás del Partido Democrático, que se recupera con un 20,5%. Es el objetivo de Salvini: ser primer ministro sin alianzas que le condicionen.