La gira internacional del presidente encargado, Juan Guaidó, ha enrabietado al régimen chavista. Justo cuando el inquilino de Miraflores lanzaba su oferta de diálogo a Estados Unidos, Guaidó salía el país para reforzar el apoyo exterior a la causa democrática. El número dos del régimen, Diosdado Cabello, desacreditó a Guaidó como interlocutor en cualquier diálogo, pero este martes fueron más allá. Efectivos del Sebin allanaron las oficinas del presidente reelecto de la Asamblea Nacional, horas después de arrestar al diputado oposito Ismael León.

La diputada de la Asamblea Nacional Delsa Solórzano ha denunciado que un grupo de uniformados del Servicio Bolivariano de Inteligencia y de las Fuerzas Especiales ingresaron con bolsas negras en las oficinas del despacho del presidente encargado, Juan Guaidó, ubicada en la torre Zurich, en El Rosal. Los efectivos del régimen entraron por la parte trasera del edificio para evitar ser grabados.

Más de 40 funcionarios se desplegaron a última hora de la tarde venezolana en el edificio de la Torre Zurich. También denunció esta acción la esposa del Juan Guaidó, Fabiana Rosales en su cuenta de Twitter. No presentaron orden judicial alguna para proceder así. Ismael León es de Voluntad Popular, como Juan Guaidó y Leopoldo López, que sigue alojado en la embajada española en Caracas.

Apenas horas antes, la Asamblea Nacional había confirmado la detención del diputado Ismael León. Su abogado ha confirmado que se encuentra en El Helicoide. Funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales arrestaron el martes a Ismael León en la Avenida Libertador de Caracas, según informó la diputada Adriana Pichardo. León es hipertenso y, a pesar de que se han presentado informes médicos, está aislado.

«En Venezuela tenemos que enfrentar el terrorismo. Terrorismo es lo que hacen los colectivos cuando golpean a los periodistas y a los ciudadanos, cuando ves a alguien ilegalmente con un arma, terrorismo es lo que hace la FAES, que te persigue de manera ilegal y te busca sin orden de allanamiento. Además del otro terrorismo que todo el mundo sabe que se está beneficiando de la explotación del oro para favorecer al régimen», había dicho el diputado arrestado a TVVenezuela.

Ismael León ha denunciado recientemente los sobornos de millonarios boliburgueses y se ha manifestado contra las ejecuciones extrajudiciales realizadas por las FAES.

Es el tercer diputado detenido por el régimen chavista. Juan Requesens lleva ya más de 500 presos en la cárcel, y justo el 20 de enero se cumplía un mes de la detención de Gilber Caro. El último tuit de Ismael León se refería a Caro precisamente. Más de 30 diputados opositores están en el exilio.

A pesar de todas estas dificultades, la Asamblea Nacional logró el quorum suficiente para reelegir a Juan Guaidó como presidente. De esa manera contrarrestaron la acción ilegal del chavismo, y un grupo de disidentes, que proclamaron como presidente de la Asamblea Nacional a Luis Parra en una sesión en la que no había suficientes diputados para que fuera legal.

Justo cuando Venezuela estaba en pleno zafarrancho, el presidente encargado salió de país a escondidas. Llegó a Colombia primero, donde el lunes asistió a una reunión antiterrorista y se entrevistó con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo. La siguiente escala ha sido Londres, el martes, donde se entrevistó con el primer ministro, Boris Johnson, y el jefe del Foreign Office, Dominic Raab.

Este miércoles está en Bruselas, donde le recibe el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad, Josep Borrell. Esta gira de Guaidó echa por tierra los esfuerzos del régimen por mejorar su imagen internacional. En esa línea Maduro concedió una entrevista a The Washington Post en la que apostaba por el diálogo directo con Washington. Pero su propuesta quedó en el olvido tras el aval de Pompeo a Guaidó.