Series y Televisión

El confinamiento dispara un 88% los espectadores de la misa en televisión

Cuando el miedo, la salud y la esperanza se aúnan para crear un estado de ánimo como la incertidumbre, todo rayo de luz que transmita un mensaje positivo es bienvenido. Quizá esa es una de las razones que justifiquen la espectacular crecida en las audiencias de la misa televisada, que emiten cadenas como La 2 o Trece TV. También la imposibilidad de miles de fieles de asistir a la Santa Misa ha podido ser un factor importante que haya provocado dicho fenómeno.

Sea cual sea el motivo, se puede confirmar a través de datos de Kantar Media, un crecimiento de un 88% en la audiencia del 15 de marzo, respecto al fin de semana anterior, en la Misa televisada que emite La 2 cada domingo. Cabe recordar que este era el primer fin de semana después del decreto de alarma del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Si la medición se realiza en espectadores, se trata de 527.000 personas más respecto a la semana anterior, sumando así un total de 1.o61.000 de fieles.

Según GECA (Gabinete de Estudios de la Comunicación Audiovisual), este no sería el único canal de televisión que ha notado un ascenso en su audiencia respecto a este tema. Trece TV, que antes del confinamiento no solía superar los 100.000 espectadores, alcanzó el 15 de marzo los 455.000, superando su propia cifra al domingo siguiente, día 22 de marzo, con 573.000 espectadores.

Un total de 1.061.000 espectadores siguió la retransmisión el domingo, medio millón más respecto a la semana anterior

Debido a este llamativo aluvión de religiosos, el canal ha anunciado que ampliará sus emisiones de la Santa Misa ofreciendo tres al día, a las 7:00, las 11:00 y las 20:00 horas.

Si hay un dato llamativo entre todo este recuento, es el del perfil del espectador. Mientras que el número de seguidores de 25 a 44 años en La 2 antes era de 28.000, con el confinamiento se han alcanzado los 81.000. Además, el target de los 45 a los 64 años es el que más aumenta con la cuarentena, pasando de 64.000 a 178.000 fieles.

A pesar de que la gran mayoría de los espectadores de la Santa Misa siguen siendo mayores de 65 años, el crecimiento entre los sectores mencionados anteriormente es muy notable durante esta crisis sanitaria. Decenas de motivos o razones diferentes existirán en cada una de esas personas, para dedicar esa parte de su tiempo a una programación muy especializada que no presumía de grandes datos de share. Podría ser por aburrimiento, fe, imposibilidad de asistir a la iglesia o simplemente, como diría el refrán, porque: La esperanza es lo último que se pierde.

Comentar ()