Series y Televisión

Estalla la guerra sindical contra la 'privatización' de TVE

Lunes negro RTVE TWITTER

«Estamos indignados y estupefactos ante la ansiedad y el estrés al que la gestión de doña Mateo está sometiendo a todo el colectivo de CRTVE». La externalización de la producción en RTVE no es una batalla desconocida ni novedosa para los empleados y sindicatos del ente público. Sin embargo, es ahora, cuando Enric Hernández cumple un año en el cargo como director de Información y Actualidad, que la tensión y los reproches están más a flor de piel que nunca.

El Consejo de Informativos de Televisión ya publicaba hace unos días un repaso a su gestión donde denunciaba que su mandato ha contado con “más sombras que luces”. Y quizás, una de las más largas y oscuras sea esa, la privatización del servicio público que es TVE. La cuenta de Twitter @rtvesinpersonal lo tiene claro: «Este derroche es una muestra de la opacidad en costes de producciones y distribución de plantilla»

Y es que la cuenta de Twitter dedicada la lucha contra la falta de transparencia, de recursos propios y la externalización en CRTVE publicaba el pasado jueves una imagen de varios equipos de TVE frente al Congreso de los Diputados acompañadas del siguiente texto: «Ahora 4 equipos completos ante el congreso de los diputados para programas de TVE, 2 propios (Informativos y LaHoraTVE ) y otros 2 contratados (@Aviwest_Latam para #LasCosasClaras)».

No es la primera vez que un tuit como este se vuelve viral. Estas semanas otros denunciaban lo mismo también frente a Moncloa. Pero, si hay una duda que por el momento no ha sido resuelta ni ha visto un ápice de respuesta por parte de la corporación, es probablemente la más evidente. ¿Por qué se contrata a productoras y periodistas externos?

Si bien una de las respuestas más factibles sería la falta de personal, cabe recordar que, según las cuentas anuales e informe de gestión de RTVE correspondiente al ejercicio anual terminado el 31 de diciembre de 2019, habría al menos 1740 trabajadores incluyendo directivos, fijos y eventuales reconocidos como profesionales de Información y contenidos.

Si a esto se le suma la reducción en la producción de programas como La 2 Noticias o Los Desayunos, no resulta tan sencillo acusar a una falta de personal en el área de Informativos como motivo para llevar a cabo esa ‘privatización’ de los programas de este área. Y es que, como han publicado en redes y comunicados USO, UGT o SI, además de «salir más caro» o ser un «derroche», es «ilegal».

Denuncia contra la externalización

Todo esto, y a raíz del estreno de Las cosas claras ha llevado a dichos sindicatos a iniciar las acciones legales pertinentes. Por un lado, se sitúan la Unión General de los Trabajadores (UGT), el Sindicato Independiente de Comunicación (SI) y la Unión Sindical Obrera (USO); y, por el otro, Comisiones Obreras (CCOO), que tal y como denuncian los anteriormente mencionados «de manera incomprensible se ha desmarcado de estas actuaciones sin aportar ninguna otra alternativa» y acusan a la organización de «abandonar el rechazo a la externalización por apoyar a sus amiguetes».

USO, SI y UGT ya han advertido de que no van a parar “hasta que se cumpla la ley en lo referente a la producción del cien por cien de los informativos con medios humanos y técnicos de la CRTVE”. CCOO comunicó este viernes sus dudas sobre si de verdad la denuncia había sido registrada ante la CNMC.

Para resolver cualquier duda, los tres sindicatos acusados decidieron enseñar el contenido íntegro de la denuncia por la externalización de la producción de RTVE y, en concreto, del programa Las cosas claras de Jesús Cintora.

La denuncia muestra, entre otros datos que “pese a que inicialmente, y de manera verbal, la Corporación RTVE informó que la productora contrataría a 25 redactores, se ha podido constatar que su número en las instalaciones de RTVE supera el doble”, y añade que «todo ello sin perjuicio de los que desarrollan su actividad profesional en las emisiones en el lugar donde se produce la noticia, a los que debemos añadir los Reporteros Gráficos y Técnicos que los acompañan”, añade el escrito.

Esta guerra interna ya ha provocado el regreso de los ‘lunes negros’, el símbolo que usan sus empleados contra la manipulación informativa. Esta vez se ha sumado una amplia difusión en redes sociales de una nueva campaña: #LasCosasOscuras y #DefiendeRTVE.

Comentar ()