Imagen: Carmen Vivas

Series y Televisión HABLAN LOS CORRESPONSALES APARTADOS

El feudo de Rosa María Mateo: "A dedo nos ponen, a dedo nos quitan"

«Al final todas las televisiones públicas están sujetas a los vaivenes de la política, al igual que las autonómicas, y en función de los gobiernos llegan diferentes direcciones», reconoce el rostro de TVE durante la vorágine del Brexit, Miguel Ángel Idígoras, a quien han decidido trasladar de la corresponsalía de Londres a San Sebastián, su destino de origen. «Cada dirección cuenta con el personal que cree que es de su confianza, en virtud de afinidades que la dirección considere oportunas. Yo fui un tipo honesto, fui una persona que no se puso de negro en las movilizaciones que hubo en TVE y con esta dirección yo tenía poco futuro en cuanto a confianza».

Como el veterano periodista donostiarra, María Casado tampoco se «puso de negro» para denunciar «el bloqueo y secuestro por parte del Partido Popular y Ana Pastor [que entonces presidía el Congreso de los Diputados] de la tele, la radio y la web pública», según expresó el propio Consejo de Informativos de RTVE en Twitter. La presidenta de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión, a quien habían comunicado que no iba a renovar la próxima temporada y que sería sustituida por Mónica López, se despidió el 15 de mayo de los espectadores de La Mañana de TVE de forma inesperada y visiblemente emocionada con un «hasta siempre».

«María Casado hacía un trabajo estupendo; me parece que había crecido bastante en ese rol y no sé por qué la han cambiado, por eso no puedo opinar», declara para El Independiente Lorenzo Milá, que también cambia de puesto en medio de este torbellino mediático. Y es que, durante el estado de alarma, la cuota de pantalla del espacio que conducía Casado había mejorado de forma notable e incluso llegó a convertirse en uno de los espacios más vistos de la cadena.

Al parecer, María Casado no ha sido la última presentadora que ha perdido la confianza de la administradora única provisional de RTVE, Rosa María Mateo. Todos los programas de las mañanas de La 1 mostrarán en septiembre nuevas caras. Xabier Fortes abandonará Los desayunos de TVE y volverá a dirigir y presentar La noche en 24, el espacio del Canal 24 Horas que ya condujo durante la temporada 2011-2012. Por su parte, el ente público decidió prescindir del magazine con el que Máximo Huerta había retomado su carrera televisiva, A partir de hoy, tras su breve paso como ministro de Cultura y Deportes en el primer Gobierno de Pedro Sánchez.

Yo fui un tipo honesto que no se puso de negro en las protestas y con esta dirección yo tenía poco futuro»

Miguel Ángel Idígoras

#RTVEdetodosydenadie rezaban los hastags que adjuntaban en sus mensajes de protesta en Twitter el propio Fortes, así como Carlos Franganillo, del Telediario 2, José Ramón Patterson, desplazado de la corresponsalía de Bruselas, y Almudena Ariza, que renunció a dirigir los Informativos al considerar que la mayoría que obtuvo en la votación de los trabajadores de RTVE era insuficiente. «Tradicionalmente nunca se habían aireado los problemas internos por parte de los trabajadores de manera masiva», afirma Idígoras, que opina que se han sacado a la opinión pública los conflictos de la casa. Según este periodista, se ha hecho una «purga de mucha gente de la anterior dirección».

Decisiones rápidas, tajantes e inesperadas para el público. Patterson, Idígoras y Milá fueron apartados de sus corresponsalías en cuestión de cuatro días, y las tres capitales europeas más importantes (Bruselas, Londres y Roma) -con permiso de Berlín- se quedaron sin sus veteranos periodistas a pie de calle tras cinco y seis años de intenso trabajo. «Lo que me preocupa un poco de estos cambios (…) es que decisiones de este calado las esté tomando una dirección provisional», destaca Patterson para este diario. Asimismo, Idígoras lanza una reflexión: «Ser corresponsal, una cara conocida y pasar mucho tiempo cubriendo esto te hace pensar que puedes seguir aportando algo a tu empresa, aunque sea en una corresponsalía de menos peso».

RTVE lleva meses de continuos desbarajustes de puestos. Algunos de los periodistas destinados con más reputación, que se encuentran además entre los más valiosos de la casa, se han visto obligados a regresar a su origen con sueldo de redactor, sin recibir ni siquiera una oferta o una proposición a corto o largo plazo en la compañía. «Me decepciona, pero no me sorprende», confiesa Miguel Ángel Idígoras en relación a esta ausencia de proyectos.

Lo que me preocupa un poco es que decisiones de este calado las esté tomando una dirección provisional»

José Ramón Patterson

Los tres profesionales han recalcado en todo momento que estos cambios en las corresponsalías «entran dentro de lo normal». Y, según explica Lorenzo Milá, desde hace algún tiempo «todos sabemos que esto está limitado a cinco años», exceptuando una posible prórroga hasta los seis, como la que ya fuera concedida a Idígoras y Milá el pasado año. Pero la opinión de su compañero de Londres es algo distinta en lo referido a la obligatoriedad de finalizar el contrato transcurrido dicho periodo: «La empresa insiste mucho en la existencia de esta normativa, pero no es una ley que se cumpla a rajatabla en todos los casos (…) las excepciones las pueden hacer cuando quieran».

Más allá de los aspectos legales, negociaciones y normativas, si algo parecen haber echado en falta algunos de estos informadores ha sido el tacto y sensibilidad que un alto cargo como Enric Hernández podría haber mostrado al cesar de sus puestos a quienes han hecho de este trabajo una forma de vida: «Fue una conversación muy simple. Me dijo que se acababa mi tiempo en este destino y mi contrato (…) me dijo: ‘Bueno, ningún problema, que te vuelvas'», contaba Idígoras. «No me dijo ni siquiera si tenía la confianza puesta en mí para hacer algo más…».

Por su parte Patterson ha indicado que le hubiese gustado continuar aunque fuese por «conservar un ciclo», el del Brexit. «Son capítulos que me gustaría cerrar informativamente», añade. El comunicador ha recordado una frase que cree que hace justicia a la situación actual en la entidad: «A dedo nos ponen, a dedo nos quitan». En este caso, «la empresa no me ha ofrecido explicaciones, pero yo tampoco se las he pedido».

«La provisionalidad da inestabilidad»

Si hay alguna consecuencia evidente del cambio constante ésa es la inestabilidad del entorno que rodea a estas modificaciones. Así es como piensa Idígoras, que ha expresado que «la provisionalidad da inestabilidad», una sensación que, según el periodista, «se ve reflejada en todo». Algo que justifica explicando que, «cuando una dirección es provisional pero trata de mantener con firmeza un criterio, las cuadernas del barco se resienten».

Fuentes internas de la corporación han explicado para El Independiente que el ambiente dentro de la cadena se encuentra caldeado y la gente está cansada: «Aquí hay mucha incertidumbre, y con la incertidumbre la gente se enfada», confiesan.

La provisionalidad se va alargando en el tiempo y parece que en vez de un par de años va a ser una dinastía»

Miguel Ángel Idígoras

«A esa situación habría que haberle dado más estabilidad», reflexiona Patterson, «y esto es una cuestión de los políticos». Tendrían que haber «acelerado», señala, «la composición del nuevo Consejo de Administración para que estas decisiones pudiesen ser refrendadas por un órgano con mayor participación y con mayor representatividad».

De la misma forma, Idígoras cree que, a pesar de que es lógico que se produzcan modificaciones en la plantilla cuando llega un nuevo Gobierno y a su vez una nueva dirección, «esta vez los cambios no se tienen como normales porque hay una inestabilidad muy alta», que según el corresponsal es fruto «de muchas cosas». «Al final se va viendo que esa provisionalidad se va alargando en el tiempo, y parece que en vez de un par de años va a ser una dinastía», reflexiona.

Ahora, cada cargo que llega para sustituir al anterior se encarga de reunir en sus primeros días como responsable a los miembros de la plantilla para dar un discurso, a través del cual pretenden ganarse la confianza de los trabajadores y plantear un nuevo comienzo lleno de aspectos positivos. Sin embargo, desde dentro del ente público, confiesan estar «acostumbrados» a discursos como el que pronunciaba el pasado jueves Pep Vilar. «Luego [los jefes] no han durado nada (…) Hasta que no empiecen a demostrar las cosas con actos, las palabras se quedan en el aire», lanzan desde RTVE.

La influencia catalana en RTVE

Enric Hernández, director de Información y Actualidad de RTVE, es a quien muchos señalan como el responsable no sólo de comunicar los cambios en las corresponsalías, sino también de cambiar la cúpula a nivel territorial y nacional. Rosa María Mateo le fichó y, en septiembre de 2019, le dio un puesto de nueva creación hecho a medida, para que pudiese supervisar todos los telediarios y llevase a cabo una «unificación de criterios entre informativos y magacines».

Este miércoles, el ex director de El Periódico de Cataluña ascendía a Josep Vilar, hasta ahora director de contenidos informativos del ente público, al puesto de director de Informativos después de la renuncia de Almudena Ariza. «Me parece un acierto como director de servicios informativos y el equipo que tiene es estupendo. Quien haya tomado esa decisión creo que ha acertado», señala Milá. 

Pep Vilar estuvo vinculado entre 2012 y 2018, a propuesta del PSC, a la Corporación Catalana de Medios de Comunicación (CCMA), organismo regulador de TV3. En la misma semana en la que se ha incorporado a su nuevo puesto este periodista, la delegación de TVE en Cataluña ha nombrado también nueva jefa de informativos. Rosa María Quitllet fue la seleccionada  por el nuevo responsable territorial, Pere Buhigas. 

Esta periodista, que ha publicado varios tuits contra la monarquía y en defensa de dirigentes independentistas, se estrena en televisión con un cargo de responsabilidad. Hasta ahora, era la editora del informativo de fin de semana de Ràdio 4. Bien es cierto que el nombramiento de esta profesional, cercana a ERC y los Comunes, se aleja de los designios de Enric Hernández, cuya voluntad parecía encaminada a construir un equipo de su confianza en el centro de Sant Cugat, el mayor centro de TVE fuera de Madrid.

Enric Hernández ocultó que con él la independencia informativa no es posible en RTVE, y él sabe por qué lo sabemos”

CC.OO.

Comisiones Obreras, muy activo en los conflictos internos que se han generado en el ente público en los últimos meses, pidió en un comunicado en mayo el cese de la mano derecha de Mateo. «Enric Hernández, en la comparecencia realizada ante el conjunto de trabajadores y trabajadoras de RTVE, ocultó que haría desaparecer Los Desayunos, que haría de las mañanas un formato tipo revista; ocultó que en su modelo de empresa no caben los Centros Territoriales; ocultó que no tenía intención alguna de recuperar la producción de contenidos en Prado del Rey. Y apenas lleva unas semanas. Ocultó también que con él la independencia informativa no es posible en RTVE, y él sabe por qué lo sabemos», denunciaban. 

La nueva remodelación de la parrilla de TVE ideada por Hernández arrinconaba a los espacios informativos emitidos desde los Centros Territoriales, a los que desplazaría a la hora de la siesta, aunque manteniendo un avance de cinco minutos a las 14 horas. Según relatan fuentes de RTVE a El Independiente, Pep Vilar, en su discurso ante los empleados de la corporación de este jueves, anunció que se iba a reunir con todos los directores de las delegaciones territoriales y con los jefes de informativos.

Futuro incierto para La 2 Noticias

El informativo diario La 2 Noticias con un andadura de más de 25 años en TVE fue emitido por última vez el pasado 12 de marzo. Como consecuencia del estado de alarma, fue eliminado de la parrilla para utilizar sus recursos en los servicios informativos prioritarios en ese momento. Según notificaba la dirección de producción de TVE hace pocos días a la Representación Legal de los Trabajadores, el espacio no retomará su emisión en este año 2020, considerando enero como próxima fecha probable de vuelta.

Si bien en principio su regreso está pensado para el año que viene, hay personas que desde el interior de la cadena no son tan optimistas respecto al tema, y es que, en el discurso de Pep Vilar «no hicieron ni una mención a La 2«, según informan a este periódico. Parece que ha sorprendido a parte de sus trabajadores, que pudieron escuchar cómo nombró a todos y cada uno de los formatos informativos del grupo, excepto a las noticias de La 2.

Si no quitan La 2 Noticias es porque no se atreven»

Fuentes de RTVE

Tal es la incertidumbre y la tensión que la pausa del espacio ha generado en RTVE, que se ha llegado a confirmar que «si no lo quitan es porque no se atreven, por el revuelo que puede producir». Por su parte Lorenzo Milá, que guarda gran cariño a un formato que vio nacer y en el que permaneció durante casi una década como redactor y presentador, no quiere ser pesimista: «Creo que es por temas relacionados con la epidemia, creo que es una decisión [tomada] en base a la dificultad de mantener al equipo junto en Torrespaña», a lo que añade que «si hay que reformarlo, que se reforme, pero me daría mucha pena que no se volviera a emitir; no creo que estemos en ese escenario para nada», zanja el periodista.

Milá ha querido poner en alza el formato y ha explicado que, más allá de lo que el equipo de forma interna pueda considerar y con lo que podría llegar a empatizar, considera que él no hubiese sido tan «susceptible» con el aplazamiento del programa, ya que está convencido de que «Pep Vilar considera a La 2 Noticias un valor de la empresa».

Comentar ()