Series y Televisión

Las diferencias ideológicas: el punto de fricción entre Toni Cantó y James Rhodes en 'Encuentros Inesperados'

Mamen Mendizábal vuelve a reunir una semana más a las cuatro personas más dispares que podían caber en una misma mesa provocando un encuentro totalmente inesperado patentando así el nombre de su nuevo programa. Este jueves se sentarán en la mesa redonda de LaSexta Toni Cantó, James Rhodes, Josep Pedrerol y Mariló Montero para hablar principalmente sobre el odio que provocan las redes sociales en los personajes públicos.

Encuentros Inesperados anunciaba a comienzo de semana algunos avanzos sobre el capítulo que podremos ver hoy en la cadena de Antena 3. En el primer vídeo la presentadora adelantaba el tema a tratar. Como en un ¿quién es quién? lanzaba una serie de frases dirigidas a las personalidades de la mesa y ellos mismos tenían que averiguar en qué cuenta de sus redes sociales se habían puesto esos comentarios. Con “eres un mentiroso y un populista” abría la veda Mendizábal, “Además de tonto, chaquetero, y ‘chiringuitero’, fascista”. “Parásito, estómago agradecido”, continuaba. “Se puede ser más creída, más insoportable, y encima una profesional mediocre?» y con la canción de Paquita la del Barrio de fondo les preguntaba «¿Os sentís odiados?». Ahí abría un debate sobre el odio que se presenta en las redes sociales y que se da, sobre todo, en personajes públicos.

Pedrerol daba su visión sobre el odio en las redes. Comentaba que ahora es diferente. Explicaba que «ha habido comunicadores, periodistas o políticos que han abandonado Twitter porque no soportan que les pinten la cara. Ahora la gente nos puede contestar. Te pueden retratar a ti por lo que has dicho, o a mí por una noticia que he dado, o a ti por lo que has comentado en una promesa que hiciste, le dice a Cantó, o a ti por un concierto, señala a James Rhodes. Tenemos que situarnos que estamos en otra época. La gente ya nos puede retratar«, sentenciaba el presentador de Jugones, sin que nadie le quitara la razón.

El tercer avance venía con polémica. Toni Cantó comenzaba diciendo que él nunca se había sentido «productor de odio», una declaración a la que Mamen contestaba con tono sarcástico si realmente no había sido así. «No», contestaba, y proseguía diciendo que se había podido «arrepentir de haber estado mucho en un discurso de ‘zascas’». Y parece que la palabra enervaba -de la manera más conciliadora posible- al compositor anglo-español. «No mira…», empezaba diciendo James Rhodes, «tú sabes perfectamente lo que estás haciendo» le decía a Cantó tajante, plantándole cara. Una respuesta de la que él mismo ha hecho guasa con una humorística provocación en su cuenta de Twitter donde pregunta si «¿son solo zascas?«, dando a entender sus diferencias ideológicas.

Y Toni, que es experto en copar titulares con sus declaraciones, contestaba a la tensa pregunta política que le lanzaba directamente la presentadora: ¿A ti no te han dado desde algún frente, Toni? Porque del ‘chaqueterismo’ también te han dado», asentía Mamen. «Yo he cambiado de partido, pero no he cambiado de ideas. He estado en dos partidos que están en el mismo lugar, en el centro político. Pero yo también, incluso, reivindicaría la posibilidad de cambiar ideológicamente”, proponía. “ A mí lo que me parece acojonante es que haya gente que siga siendo comunista”, decía despertando la carcajada de Pedrerol. “¿Pero por qué no?, le devolvía Mamen en un vídeo cebado para que la gente pueda descubrir la respuesta del político y actor en el segundo episodio del programa, que se emite esta noche en prime time.

Toni Cantó vs. James Rhodes

Toni Cantó apareció por primera vez en televisión como ‘chico Hermida‘ en el programa Por la mañana y continuó en La tarde Querido maestro y Canguros, donde demostró tener una versatilidad sorprendente en la actuación, y lo corroboraría en el cine con Todo sobre mi madre y Tu nombre envenena mis sueños, y en el teatro, interpretando Hamlet y Acreedores.

Pero su verdadera fama como actor vería la luz en la exitosa serie de televisión Siete Vidas, donde daría vida a David, un joven que despierta del coma después de 18 años. Después trabajó en La Ley de la vida y protagonizó Un golpe de suerte. Pero el golpe de suerte lo tendría él en la política. Toni siempre se había interesado por esta vertiente, y había participado en varias organizaciones y partido políticos. Empezó en Vecinos por Torrelodones, pero no fue hasta 2008 que se afilió a Unión Progreso y Democracia, por el que entraría al Congreso de los Diputados en 2011 hasta la pérdida de la dirección en 2015. Ese mismo año se integraba en Ciudadanos. Y de ahí pasó a ser Coordinador Autonómico de Ciudadanos en la Comunidad de Valencia, hasta su dimisión el 15 de marzo de 2021.

Actualmente, Cantó sigue su carrera como político en el Partido Popular, donde Ayuso le nombró director de área de la Oficina del Español en la Comunidad de Madrid.

Por su parte, James Edward Rhodes, tampoco se abstiene al mundo de la política, aunque de manera diferente. El pianista y escritor británico, con nacionalidad española, fue el telonero de un acto de presentación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española que llevó a cabo Pedro Sánchez en 2020. Lo inauguró con una interpretación del Himno de la Alegría de Beethoven.

Reside en Madrid desde 2017 y se ha convertido en un firme activista contra los abusos sexuales en la infancia, tras revelar un episodio de violencia que sufrió él mismo cuando tenía cinco años por parte de un profesor de Educación Física en el colegio.

En una entrevista para el programa Salvados, también reconoció tener TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo), depresión, anorexia y trastorno por estrés postraumático.

Aprendió a tocar casi de manera autodidacta hasta los 14 años, edad a la que empezó a estudiar con Colin Stone. Sin embargo, a los 18, tendría que dejar de tocar el piano durante 10 años.

El pianista no tiene pelos en la lengua, y esa es la razón por la que se ha visto envuelto en algunas polémicas. La última cubría el tema principal del reggaeton, por no comprender por qué a la gente le gustaba ese género.

Te puede interesar

Comentar ()