Televisión

Cayetano Martínez de Irujo: "Temía a las mujeres por las palizas de mis niñeras"

Cayetano Martínez de Irujo, en 'Viajando con Chester'

Cayetano Martínez de Irujo, en 'Viajando con Chester'

Cayetano Martínez de Irujo inauguró la nueva temporada de Viajando con Chester, el formato de entrevistas de Risto Mejide. El XIII Conde de Salvatierra repasó junto al publicista toda su vida, comenzando por una dura infancia marcada por los desplantes de sus hermanos, la prematura muerte de su padre, la maternidad ausente de la Duquesa de Alba y el maltrato de algunas de las niñeras encargadas de su cuidado.

De hecho, esto último le marcó hasta tal punto que el también jinete olímpico contó que no pudo tener relaciones reales con mujeres hasta hace muy poco tiempo, pues no sabía cómo hacerlo y le daban miedo. Cuando era más joven, según recordó, también complicó sus relaciones el hecho de que tuviera tantas carencias afectivas desde siempre y que no supiese ni llenarlas ni gestionar sus sentimientos.

Fue un experto de Estados Unidos el que supo ver que el maltrato que había sufrido de pequeño, en especial por parte de una niñera austriaca que le pegaba con una vara de bambú, le estaba pasando factura en el presente.

Según dijo, su relación actual, con una mujer 33 años más joven, era la primera que tenía «de verdad». Sobre su novia, a la que conoció cuando ella tenía tan solo 18 años, dijo que era muy madura, que estaba teniendo su primera inmersión profesional y que se planteaba ser padre de nuevo.

Precisamente por todos esos problemas del pasado, a la hora de criar a sus hijos optó por darles todo lo que él no había tenido, en especial cariño. «Ellos han salido bien, tienen una trayectoria brillante, todo lo que yo no hice lo están haciendo ellos y todo el amor que yo no recibí lo tienen ellos», comentó con ilusión sobre Luis y Almina, sus hijos con Genoveva Casanova, su expareja, con la que mantiene una relación cordial.

Siguiendo con su vida sentimental, el empresario recordó su affair con la Infanta Elena. La mayoría de su entorno quería que el idilio con la hermana de Felipe VI saliese adelante, algo por lo que no le fue nada fácil romper la relación, que duró tres meses. Además, mantuvo que él tuvo claro que no era el momento ni la persona adecuada.

«A ella no le gustó mucho que lo contara en el libro, porque no se sabía, fue todo oculto y secreto. La infanta Elena es una grandísima persona, la tenía muy cerca en el ambiente hípico y en tres meses me di cuenta que yo no estaba luchando para salir de una celda educacional tan fuerte como la mía para meterme en una mucho mayor», reflexionó, en alusión a la monarquía.

Te puede interesar

Comentar ()