El periodista Fernando Garea dejará en los próximos días la presidencia de la Agencia Efe, tal y como ha comunicado este lunes a la plantilla y tal y como ha podido saber El Independiente. En un mensaje enviado a sus trabajadores, Garea expone que el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, le comunicó el pasado sábado la decisión del Gobierno de destituirle de su cargo.

«A partir de este momento y hasta que se nombre oficialmente a mi sustituto o sustituta, permaneceré al frente de la agencia, pero sin tomar decisiones más allá de las urgentes y de las de pura gestión diaria de la compañía». Además, añade, «he dado orden de elaborar informes sobre la situación económica, de personal, la de la redacción y la comercial para entregar al próximo presidente».

Garea accedió a la presidencia de Efe a mediados de 2018, después de que fuera propuesto por el Gobierno para su puesto y pasará el trámite parlamentario correspondiente, con el voto favorable de todos los grupos. Procedía de El Confidencial, donde había recalado unos meses atrás después de su salida de El País.

Según han explicado fuentes de la agencia, Miguel Ángel Oliver le comunicó la decisión de Pedro Sánchez a Garea el pasado sábado, en una cafetería.

A la agencia habían llegado en las últimas semanas varias informaciones, con origen en Moncloa, que apuntaban a que Sánchez no estaba de acuerdo con la gestión de Garea, puesto que consideraba que era poco comprensiva con el Ejecutivo.

Hace unas semanas, durante el acto del 80 aniversario de la agencia, Garea recalcó que EFE no es una empresa gubernamental, sino que su misión es la de ser independiente de los poderes públicos. Entre el público, había representantes de varias fuerzas políticas, si bien la representación del Ejecutivo fue escasa. Por ejemplo, estaba Pablo Casado, pero no Pedro Sánchez.

En la misiva dirigida a los empleados de la agencia, Garea hace una exposición de las ideas que ha puesto en marcha desde su llegada a la agencia, entre ellos, un plan estratégico, elaborado por una consultora privada, sobre los objetivos que debe cumplir la empresa.

En este tiempo, también ha desbloqueado el Consejo de Redacción y ha inaugurado un plan de igualdad en esta agencia de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, tal y como apunta.

Garea aprovecha para lanzar un mensaje al PSOE, dado que, a su llegada al cargo, trasladó a todos los grupos políticos la necesidad de que el presidente de EFE se eligiera a través de una tramitación parlamentaria. En concreto, llegó a sugerir la idea de realizar un concurso de méritos.

«Considero que es imprescindible esa desgubernamentalización de la agencia», expresa. Y recuerda: «El PSOE no lo firmó, pero se remitió a un acuerdo de su dirección que no ha sido derogado nunca».

El Gobierno tilda el cese de «proceso natural»

La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha explicado que el cese del periodista Fernando Garea como presidente de la agencia Efe responde al proceso de «renovación de algunas empresas publicas» en el arranque de una nueva legislatura. En definitiva, que «forma parte del proceso natural en que los equipos humanos se renuevan o cambian» tras la celebración de unas elecciones.

En todo caso ha querido «agradecerle el trabajo magnífico realizado durante este periodo y seguimos con la renovación de equipos en empresas públicas».