Sociedad

Los mineros, sorprendidos por la dureza del terreno para llegar hasta Julen

Operaciones de los mineros para tratar de llegar a Julen. EFE

Los mineros de la brigada de salvamento de Hunosa que han participado en el rescate de Julen han afirmado que les ha sorprendido la dureza del terreno en el que han tenido que excavar una galería horizontal para conectar con el pozo en el que se encontraba el niño.

Dos de los brigadistas, José Antonio Huerta y Rubén García, han abandonado momentáneamente esta mañana el hotel Rinconsol de Rincón de la Victoria, al que llegaron la pasada madrugada a las 5:00 horas después de completar su trabajo. Tras regresar al hotel, han manifestado a los periodistas que se encontraban bien y que iban a descansar.

Huerta ha señalado que se han sorprendido de la dureza del terreno, lo que ha hecho que toda la labor se haya ralentizado, ante la necesidad de que los artificieros de la Guardia Civil efectuaran microvoladuras.

Ha indicado que han trabajado en turnos de hora y media y que mentalmente estaban preparados para un rescate de estas características. El minero se ha mostrado «muy agradecido» a la gente de la zona, que se ha volcado con ellos poniendo a su disposición todo lo que necesitaban.

Este mediodía han salido del hotel efectivos del servicio de Montaña de la Guardia Civil, momento en el que los vecinos que se congregaban a las puertas del establecimiento han aplaudido y les han dado las gracias.

Entre los congregados se encontraba Pilar Rodríguez, una vecina de Rincón de la Victoria, de origen asturiano y familiar de uno de los mineros, que reside enfrente del hotel y que estos días ha desplegado en su balcón una bandera de Asturias para animar a los miembros de la brigada.

Esta vecina ha entrado al hotel para intentar ver a su familiar, Sergio Tuñón -que es el jefe de la brigada-, pero ha manifestado que seguía descansando y no había podido verlo.

Te puede interesar

Comentar ()