Sociedad | Sucesos

Cronología de víctimas mortales por violencia de género en 2019

En lo que llevamos de año 12 mujeres han muerto a manos de sus parejas o ex parejas en España y otras dos víctimas mortales se encuentran aún bajo investigación

logo
Cronología de víctimas mortales por violencia de género en 2019
Manifestación feminista.

Manifestación feminista.

Resumen:

El feminismo volvió a salir a las calles el pasado viernes para protestar, entre otras muchas reivindicaciones, por la lacra de la violencia machista en España que continúa dejando un goteo incesante de víctimas en las listas oficiales.

Casi mil mujeres (975) han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas en los últimos 15 años, cuando se comenzaron a tener estadísticas. El número más alto de víctimas se alcanzó en 2008, con 76 mujeres asesinadas.

En lo que llevamos de año, un total de doce mujeres han muerto golpeadas, apuñaladas, degolladas o estranguladas en España a manos de sus parejas o ex parejas, aunque la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género maneja otros dos casos más, que se encuentran en investigación. Esta cifra se suma a las 47 víctimas de 2018.

Los primeros días del estrenado año fueron especialmente negros. La violencia machista dejó la friolera de siete mujeres asesinadas en poco más de dos semanas, es decir, un crimen cada dos días. Asimismo, las horas posteriores a las movilizaciones por el 8M también estuvieron manchadas de sangre, con un total de tres víctimas mortales en tan solo 48 horas en Málaga, Pontevedra y Madrid.

Rebeca, 26 años

La violencia de género se cobraba su primera víctima mortal el tercer día del año: Rebeca, una joven de 26 años, fue asesinada por su pareja en la localidad cántabra de Laredo. La víctima no había presentado denuncias previas por malos tratos en año y medio de relación, pero en la madrugada del 3 de enero el hombre, de 29 años de edad, la acuchilló delante de sus compañeras de piso que trataron, sin éxito, de salvarle la vida. El homicida se entregó posteriormente a la Policía local. Rebeca deja huérfana a una niña de 5 años en República Dominicana.

Leonor, 47 años

Un amor adolescente le terminaría costando la vida 30 años después a esta madre de Fuengirola (Málaga). Leonor conoció al que sería su asesino con 15 años y con 47 decidió separarse de él, preparada para comenzar una nueva vida en una nueva casa cercana a la de sus padres. Pero su ex pareja no permitió su libertad. El 12 de enero le asestó 10 puñaladas en presencia de su hijo, quien también resultó herido. No constaban órdenes de alejamiento ni denuncias previas. El asesino, de 50 años fue encontrado por las autoridades en el Hospital Costa del Sol, en Marbella, a donde había acudido por sus propios medios por un fuerte golpe en la cabeza.

Nombre no conocido, 95 años (Toreno)

El 15 de enero se confirmaba otra víctima de violencia machista en España. Esta vez se trataba de una anciana de 95 años, que fallecía en el hospital tras ser brutalmente agredida por su marido, de la misma edad, en la localidad de Toreno (León). La dura paliza tuvo lugar cuatro días antes en una de las residencias de mayores del municipio.

Rebeca Santamalia, 48 años

Solo pasaron dos días hasta registrarse un nuevo crimen machista, esta vez en Zaragoza. En este caso, la víctima fue Rebeca, una abogada de 47 años que defendió en 2003 al que sería su asesino en 2019. José Salvador Cano estaba en libertad provisional desde 2017 tras haber cumplido 14 años en prisión por haber matado a su mujer, tras lo cual comenzó una relación sentimental con Rebeca, su entonces abogada defensora del crimen machista. El homicida se quitó la vida tras arrojarse por el viaducto de Teruel, según confirmaron las autoridades. Rebeca dejaba huérfano a un niño de 14 años.

Rosa, 69 años

Asesinada a golpes con el mango de un hacha. Rosa R. R. fue asesinada por su marido, Emilio, en su domicilio de Dos Hermanas (Sevilla). Su asesino llamó directamente al 112 para confesar el crimen. No constaban denuncias previas por violencia machista en ningún registro.

Kelly, 17 años

El primer caso del año de violencia machista contra una menor de edad. Kelly tenía tan solo 17 años y estudiaba 4º de ESO en el Institut Salvador Vilaseca cuando su novio de 19 años, Mauricio, le propinó una brutal paliza antes de degollarla. Tras el crimen, el joven se suicidó saltando por el balcón de un quinto piso. Él tenía antecedentes penales, pero no por violencia de género.

Rosa María, 60 años

Rosa María Concepción Hernández murió el 3 de febrero de 2019 en Santa Cruz de Tenerife a manos de su pareja sentimental, quien también era su sobrino, de 58 años. Gonzalo trató, sin éxito, de suicidarse con barbitúricos. La mujer sufría continuas agresiones y denunció varias veces por recibir palizas de su asesino. Por no desvelar la relación sentimental que mantenía con el asesino, con quien convivía en un mismo piso, el caso fue tratado en un principio como violencia doméstica.

Daría, 21 años

En octubre de 2017, Daría Oliva Luna desapareció cuando no había cumplido aún los 21 años. La investigación comenzó el pasado 30 de diciembre, cuando su madre acudió a la comisaría de Alcalá de Henares para denunciar su desaparición. Según fuentes policiales, no tenía una buena relación con su hija, pero trató de localizarla sin éxito días antes de Navidad. Las pesquisas policiales llevaron a las autoridades hasta la casa del que era su novio cuando desapareció, Manuel Moreno Agudo, de 42 años. Las autoridades descubrieron el cuerpo de Daría descuartizado en un arcón de su domicilio. El homicida la mató hace año y medio de dos puñaladas por la espalda.

Sheila, 29 años

La última víctima contabilizada este año como violencia de género fue Sheila, de Alicante. La joven tenía 29 años cuando fue golpeada y degollada por su pareja el pasado 9 de febrero, quien trató de fingir que se suicidó. El asesino deja sin su madre a cinco menores de edad, entre ellos un bebé de tan solo tres meses.

Estrella, 63 años

Ni las movilizaciones, ni las protestas consiguieron que el día del 8 de marzo la violencia machista se cobrase su décima víctima mortal de 2019. Ocurrió en Madrid, donde Luis Díaz Pintado, de 83 años, mató a tiros presuntamente a su mujer, tras haber mantenido una fuerte discusión en su domicilio de Ciudad Lineal. Tras el crimen, el asesino se suicidó de un tiro en la cabeza.

Gloria, 58 años

Tan solo un día después y en Estepona (Málaga) tuvo lugar el undécimo asesinato por violencia de género del año. Un británico de 55 años mató a puñaladas a su mujer, Gloria Tornay, de 58 años, todo ello en presencia de su hijo, un menor de 15 años, al que echó de casa minutos antes de asesinarla e intentó entrar de nuevo por una ventana, pero no pudo hacer nada. No constaban denuncias por malos tratos.

María Jesús, 43 años

La última víctima contabilizada hasta el momento fue María Jesús Aboy. El asesino fue su marido, Javier Bello Ferreirós, de 46 años, quien acabó con la vida de su mujer de un disparo de escopeta en el pecho. El hombre tenía licencia de armas porque era aficionado a la caza. Posteriormente, el presunto asesino se suicidó. Fue la hermana de la víctima quien hayó los cuerpos de ambos tras acudir al domicilio ante la ausencia del matrimonio a una cita.

Además de los anteriores, existen otros casos que la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género aún considera “en investigación”.

El último de ellos es el suceso ocurrido en Loeches (Madrid), donde se trata de esclarecer la muerte de un matrimonio encontrado con signos de violencia en su domicilio del municipio madrileño. La principal hipótesis que maneja la Guardia Civil es que el marido, de 47 años, asesinó a su mujer, de 39 años, para luego suicidarse. De confirmarse, esta mujer sería la víctima número 13 de violencia de género en lo que llevamos de año.

Otro de los casos en investigación es el de Romina Celeste Núñez, quien desapareció la madrugada de año nuevo en Costa Teguisa (Lanzarote). Su marido, Raúl Díaz, fue detenido el pasado 13 de enero tras confesar que encontró a su novia muerta en casa y que por miedo, descuartizó su cadáver, trató de quemarlo y lo tiró en distintos puntos de la costa. Su relato no convenció a las autoridades, sobre todo después de que trascendiese una conversación con un familiar en el que contaba cómo se había deshecho del cadáver cuando hasta el momento había sostenido que no sabía nada de ella.

Raúl se encuentra en prisión provisional desde el pasado 16 de enero a la espera de que la Guardia Civil corrobore las hipótesis. El pasado día 21 se confirmó que los restos encontrados en la costa, un pulmón, correspondían a la joven. Romina ya había denunciado a su presunto asesino por malos tratos.

Otro caso en investigación es el de Stefani Petra, una mujer de 59 años a las que las autoridades encontraron muerta en la cama de su domicilio de Llucmajor (Mallorca) para luego encontrar a su marido ahorcado en el pasillo. Las primeras hipótesis policiales señalaban a que el marido pudo, en un primer momento, asfixiar a su mujer hasta la muerte para luego suicidarse, aunque el caso continúa sin esclarecerse.