Sociedad | Violencia de género

Condenan a 13 años por abuso sexual a los tres miembros de 'La Manada' de Bilbao

La joven de 18 años se encontraba bajo un "evidentísimo estado de perturbación" por el consumo de alcohol y drogas cuando fue agredida sexualmente por tres hombres que grabaron la agresión y la difundieron.

logo
Condenan a 13 años por abuso sexual a los tres miembros de 'La Manada' de Bilbao
Manifestación contra la sentencia de La Manada.

Manifestación contra la sentencia de La Manada.

Resumen:

Tres jóvenes han sido condenados a 13 años de prisión por un delito de abuso sexual y de revelación de secretos, al grabar una agresión cometida sobre una chica de 18 años y difundirla. Los condenados, a los que se les ha identificado como ‘la manada de Bilbao’ por las similitudes del caso con el ocurrido en las fiestas de San Fermín de 2016, ya han anunciado que recurrirán la sentencia al considerar que la relación sexual que mantuvieron la madrugada del 14 de enero de 2017 fue consentida. Los tres se encuentran en prisión provisional desde que fueron detenidos apenas una semana después de cometer los hechos.

Además de la condena de prisión, la sentencia establece que deberán  indemnizar a la víctima solidariamente con 20.000 euros y les prohíbe acercarse a su lugar de residencia o comunicarse con ella durante los próximos 15 años. La sentencia emitida hoy por la sección sexta de la Audiencia Provincial de Vizcaya considera probado que todos ellos abusaron sin su consentimiento de una joven valiéndose de su estado «evidentísimo de perturbación» a consecuencia de la fuerte ingesta de alcohol y consumo de cannabis. Además, la víctima había consumido medicación antidepresiva, lo que le afectó aún más a su estado de consciencia. En la resolución se apunta que la víctima tenía «sus capacidades de comprender, querer y controlarse enormemente afectadas».

Los hechos se remontan a enero de hace dos años cuando junto a unas amigas la víctima accedió a una discoteca en el centro de la capital vizcaína, donde permaneció hasta muy avanzada la noche. La sentencia considera probado que debido al elevado consumo de alcohol y de cannabis llevado a cabo por la joven los servicios de seguridad del local la expulsaron del mismo.

Grabado y difundido

En ese momento, dos de los ahora condenados, uno de los cuales conocía a la joven, le acompañaron hasta el barrio de Solokoetxe. Al pasar por un local de ‘vending’ ambos comenzaron a realiza tocamientos a la joven hasta forzarla a mantener relaciones. La sentencia da por probado que la que penetraron vaginal y analmente sin su consentimiento. El tercero de los condenados, que llegó al lugar poco después, habría forzado a la víctima a practicarle una felación. Mientras todo sucedía uno de ellos procedió a grabarlo con su teléfono móvil y posteriormente difundió el vídeo.

La sentencia rechaza que la relación fuera consentida y lo sustenta en las imágenes grabadas por la cámara de seguridad del local, en el que además de mostrar el «evidentísimo estado de perturbación» de la joven, se escucharía a los condenados «mofarse de la mujer» a consecuencia de su estado.

El padre de la víctima localizó a su hija horas después en un portal del barrio de Santutxu con evidentes síntomas de haber sido agredida y sin que ésta recordara lo ocurrido. Posteriormente interpuso una denuncia ante la Ertzaintza.

Las defensas de los condenados han anunciado que con toda probabilidad recurrirán la sentencia. Uno de los abogados ha afirmado que no se han tenido en cuenta algunas de las declaraciones que se habían presentado, como las de dos operarios que pasaron por el lugar en el momento de los hechos, lo que en su opinión reforzaría la teoría de que su una relación consentida.