Los cinco miembros de  ‘La Manada’ han sido detenidos esta tarde para su ingreso en prisión por orden de la Audiencia de Navarra después de que se conociera la sentencia del Tribunal Supremo que les condena a 15 años de cárcel por violación, según ha podido confirmar El Independiente de fuentes policiales. Aunque en un principio se ha informado que las detenciones se producían por la huida de algunos miembros, tanto la Policía Nacional como el abogado de algunos de los condenados han aclarado que no han tratado de huir.

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha dictado esta tarde las órdenes de detención e ingreso en prisión de los cinco condenados por el Supremo a 15 años de prisión por un delito continuado de violación por los hechos perpetrados el 7 de julio de 2016 en Pamplona.

Los arrestados pasarán a disposición de un juez de guardia de Sevilla para cumplir con el ingreso en prisión inmediato

En declaraciones a este periódico, Agustín Martínez, letrado de cuatro de los condenados conocidos como ‘La Manada’, ha negado que sus clientes hubieran sido detenidos pretendiendo huir. «Nadie ha intentado irse a ninguna parte porque no conocían el contenido de la sentencia», ha señalado. El abogado ha explicado que las detenciones se han producido en Sevilla: «A nadie lo han cogido montado en un barco camino de Tánger», ha ironizado.

A las 15.45 horas, habían sido detenidos todos los integrantes de este grupo excepto Ángel Boza, que fue arrestado pasadas las 16.30 horas, según ha confirmado a Europa Press fuentes policiales. Los cinco arrestados pasarán a disposición de un juez de guardia de Sevilla para cumplir con el ingreso en prisión inmediato ordenado por el TSJ de Navarra.

Boza, el último arrestado, fue condenado por el Juzgado de lo Penal número 10 de Sevilla como autor de un delito leve de hurto y un delito leve de lesiones por el robo de unas gafas el 1 de agosto de 2018 en un centro comercial de la capital andaluza. Un juez lo absolvió del delito de robo con violencia y ordenó su puesta en libertad, ya que ingresó en prisión de nuevo por estos hechos.

José Ángel Prenda, Alfonso Cabezuelo, Ángel Boza, Antonio Manuel Guerrero y Jesús Escudero han acudido a la sede de los Juzgados de Sevilla para cumplir con su obligación de firmar en sede judicial tras la sentencia del TSJ de Navarra ahora corregida por el Supremo.

Los condenados pasarán 8 años en libertad vigilada tras cumplir sus penas

La decisión del Supremo ha elevado las condenas de los cinco acusados, admitiendo así los recursos de la Fiscalía, la víctima y las acusaciones populares que ejercen el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra. El fallo se ha conocido tras una deliberación de más de dos horas y ha sido acordado por unanimidad.

A uno de los miembros de ‘La Manada’, el guardia civil Antonio Manuel Guerrero, el tribunal le condena a dos años más de cárcel, un total de 17, como responsable del delito de robo con intimidación del teléfono móvil de la joven madrileña. Asimismo, la Sala incrementa el importe de la responsabilidad civil a la que tiene derecho la víctima a la cantidad de 100.000 euros. Respecto a su condición como agente de la Guardia Civil, Guerrero perderá su condición como agente del Instituto Armado cuando se le notifique la resolución. El condenado ya estaba suspendido de funciones.

Además, se inhabilita a los cinco durante el tiempo de la condena, se les prohíbe acercarse a menos de 500 metros al domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro que frecuente la víctima durante 20 años, y se les impone 8 años de libertad vigilada una vez cumplida la pena.