Sociedad

El Gobierno desmiente al Open Arms y asegura que no hay acuerdo entre España e Italia

El presidente de Open Arms Italia propone que se lleve a los inmigrantes a Catania y de allí se los traslade en avión a Madrid

logo
El Gobierno desmiente al Open Arms y asegura que no hay acuerdo entre España e Italia
El buque de rescate Open Arms, fotografiado en aguas italianas.

El buque de rescate Open Arms, fotografiado en aguas italianas. EFE

Resumen:

El Gobierno español ha ofrecido puerto en España al buque humanitario de la ONG Proactiva Open Arms para que desembarquen los 107 migrantes que siguen a bordo del barco tras 18 días a la deriva en el Mediterráneo, pero la ONG dice que es una decisión «completamente incomprensible» navegar durante tres días en «condiciones climáticas adversas» y con las personas «agotadas», cuando ahora están a 800 metros de las costas de Lampedusa.

«Con nuestro bote a 800 metros de las costas de Lampedusa, los estados europeos están pidiendo a una pequeña ONG, como la nuestra, que haga frente a otras 1.000 millas y tres días de navegación, en condiciones climáticas adversas, con 107 personas agotadas a bordo», subraya la ONG Proactiva Open Arms en un comunicado.

Aunque en el comunicado, Open Arms asegura que esta decisión de que el buque se dirija a España, concretamente, «a Mallorca», es fruto de un «acuerdo» entre Italia y España, el Gobierno español ha desmentido que exista ningún acuerdo con el país vecino.

Lo único cierto, según aseguran desde el Ejecutivo, es que «el gobierno de España ha ofrecido al Open Arms poder dirigirse al puerto español que esté más próximo en su ruta». También señalan que han solicitado al buque humanitario que les planteen sus necesidades para navegar de forma segura hasta España pero indican que no han recibido respuesta.

«Dada la emergencia humanitaria a bordo, los puertos españoles se mantendrán a disposición del Open Arms, a cuyos responsables el gobierno ha solicitado que expongan sus necesidades y las del pasaje para navegar hacia España de forma segura. Hasta el momento no hemos recibido una contestación clara y directa», han subrayado a Europa Press fuentes del Ejecutivo.

El presidente de Open Arms Italia, Riccardo Gatti, ha declarado a los periodistas en Lampedusa que «para dar dignidad a los náufragos podríamos llevarlos a Catania (Sicilia) y de allí en avión a Madrid. Alquilar un boeing para 200 personas costaría 240 euros por pasajero (48.000 euros). La solución Acqarius costó 250.000 euros», según informa Il Fatto Quotidiano. «Es urgente poner fin a esta situación inhumana. Open Arms ha cumplido con su deber».

Desde el Gobierno insisten en que «España es el único país dispuesto a acogerlo en el marco de una solución europea, ordenada y solidaria». Además, añaden que el propósito del Ejecutivo ha sido en todo momento «propiciar esa solución común, que, cuando pueda producirse el desembarco, proseguirá con el reparto de los migrantes acordado por seis países de la UE», entre ellos, España. Además, el Gobierno español considera que el Ejecutivo italiano «está incumpliendo la ley al impedir el desembarco de los migrantes en Lampedusa o cualquier otro de sus puertos cercanos».

El ministro del Interior, Matteo Salvini, se mantiene firme en su voluntad de mantener los puertos cerrados. En plena crisis de gobierno, está utilizando la crisis del Open Arms para exhibir su dureza con la migración.

Un puerto seguro

Por su parte, la ONG Proactiva Open Arms considera «indispensable» que «Italia y España asuman la responsabilidad de garantizar, poniendo los medios necesarios, el que estas personas finalmente desembarquen en un puerto seguro». «Es urgente terminar ya con la experiencia inhumana e inaceptable que están viviendo las personas que hemos rescatado en el mar», han precisado.

Según añaden, desde Open Arms han «cumplido» con «el deber de proteger los derechos humanos de estas personas, siguiendo los convenios internacionales» y continuarán con su labor «hasta encontrar una verdadera solución».

La ONG recuerda que a bordo tienen «una situación de grave crisis psicológica» y «numerosos casos de fragilidad» tal y como constata, según señalan, un informe médico psicológico.

«Efecto llamada a las mafias»

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha acusado a Sánchez, de provocar un «efecto llamada» con su «mala gestión» de la crisis del Open Arms, que ocasionará que las «mafias» consideren a España «como el país receptor de cualquier tipo de embarcación» de inmigrantes.

Casado ha criticado este lunes a Sánchez por no haber tenido «liderazgo europeo» para lograr que el Gobierno italiano «adquiriera la responsabilidad que le corresponde» con el barco español. Además, el líder del PP ha reprochado al presidente en funciones que ayer ofreciera al Open Armas desembarcar en el puerto de Algeciras, «el más lejano y peligroso para la travesía», lo que supone, según Casado, «hacer un efecto llamada de cara a las mafias», que «explotan al año a dos millones de inmigrantes y se lucran con 7.000 millones de euros de beneficios», ha asegurado.

«Nuestra preocupación es que con la mala gestión de la crisis del Open Arms vuelvan las mafias a presentar a España como el país receptor de cualquier tipo de embarcación donde desdichados inmigrantes son explotados por las mafias arriesgando su vida para intentar mejorar las condiciones en las que viven», ha dicho Casado en una rueda de prensa tras asistir a la toma de posesión de la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.