Sociedad

La baja natalidad en Euskadi silencia las aulas: 2.800 alumnos menos

El País Vasco registra por primera vez una pérdida de matrículaciones en Educación Infantil y Primaria. La tasa de nacimientos es la segunda más baja de Europa, tras Italia.

Aumentan las denuncias de adoctrinamiento en las escuelas catalanas.

Esta mañana el bullicio ha sido algo menor. La reducción de gritos, lloros y despedidas a las puertas de los colegios en Euskadi en el primer día de regreso al curso escolar ha sido equivalente a cerca de 80 aulas. El descenso de natalidad agravado en la última década se ha notado este año por primera vez en los centros educativo de Euskadi en los que en Educación Infantil y Primaria se han matriculado 2.813 alumnos menos que el pasado curso. La luz de alarma ya se encendió el año pasado, cuando en Primaria se detectó una caída de matrículas, pero se ha agravado en este curso 2019-20 cuando también en la Educación Infantil el descenso ha sido una evidencia. La red escolar en el País Vasco cuenta hoy con 48 aulas menos.

El último informe sobre demografía elaborado por el Eustat, el Instituto Vasco de Estadística, reveló que en el País Vasco el número de nacimientos es el segundo más bajo de toda Europa, sólo por detrás de Italia. Actualmente, por cada mil habitantes se producen 7,8 nacimientos al año, dos menos que hace apenas una década, cuando la tasa se situaba en 9,6 alumbramientos por mil habitantes.

Esa caída de los nacimientos se ha dejado sentir en el primer día del curso escolar vasco en el que la propia consejera de Educación, Cristina Uriarte, ha reconocida que la falta de niños en las aulas empieza a ser un problema a valorar seriamente. Sólo en la etapa de Educación Primaria hoy en Euskadi se han matriculado 1.795 niños y niñas menos que el pasado curso, lo que equivale a cerca de medio centenar de aulas menos. En el caso de la enseñanza Infantil, la relativa a los niños más pequeños que acceden por primera vez al sistema educativo, la caída es algo menor pero significativa: 1.018 matrículas menos que el pasado curso.

Medidas de apoyo

La caída de la natalidad se ha situado en uno de los problemas más urgentes para el gobierno de Iñigo Urkullu, que intenta revertir la situación con medidas sociales como mayores ayudas por el nacimiento de hijos o planes para contribuir a equiparar la conciliación familiar. Recientemente el Ejecutivo vasco aprobó un plan que concedía un permiso por paternidad de 18 semanas para el personal funcionario de la administración pública. Incluso los empresarios vascos han alertado del impacto que esta realidad demográfica tendrá para la economía vasca en sólo unos años.

En el comienzo de este curso escolar lo que apenas ha variado ha sido la división entre la escolarización en la red pública y la concertada, que en el caso de Euskadi se divide casi a partes iguales, con un 50.8% del alumnado en la red pública y un 49.2% en la concertada y privada. En el conjunto del sistema educativo, la caída en Infantil y Primaria en el País Vasco se ha visto compensada por el incremento en Bachillerato y secundaria, lo que deja el balance final en un leve descenso de 487 alumnos, hasta sumar en la enseñanza preuniversitaria una población escolar de 374.000 estudiantes.

La inmensa mayoría estudia en el modelo D, ínteghramente en euskera con el castellano como asignatura y que absorbe al 68% del alumnado. Tras él se encuentra el modelo B, bilingüe euskera-castellano, con el 19%, y finalmente el modelo A, en castellano con el euskera como asignatura, que representa el 13% del total.

Comentar ()