Harvey Weinstein, productor de cine, ha sido declarado culpable por delitos de agresión sexual y violación. Éste había sido acusado de cinco cargos, y ha sido condenado por dos de ellos, de violación, por una presunta agresión sexual a su ayudante de producción Mimi Haley y por violar a la actriz Jessica Mann.

La decisión final exculpa al productor de los cargos más graves a los que se enfrentaba y por los que se arriesgaba a cadena perpetua. Estos son los que le acusaban de agresión sexual ‘depredadora’, lo que significaría que el crimen forma parte de la conducta natural del acusado, en términos legales. Tras ser esposado y trasladado a prisión con inmediatez tras conocerse la resolución, Weinstein se enfrenta con gran probabilidad a una condena de entre 5 y 25 años tras las rejas y un juicio pendiente.

Además de las víctimas que quisieron llevar su caso a juicio, hubo más mujeres que quisieron respaldar los testimonios, y otras cuatro, declararon haber sufrido también abusos sexuales por parte del magnate del cine. Durante los meses que ha durado el juicio, las víctimas se han tenido que enfrentar a todo tipo de comentarios, declaraciones y acusaciones en las que se las tachaba de mentirosas, como aquellas que hacía la abogada del acusado: «La ironía de este juicio es que las actrices han escrito un guion. En su universo paralelo, las mujeres no son responsables de las fiestas a las que asisten, de los hombres con los que coquetean, ni de las habitaciones de hoteles a las que entran».

Sin embargo, la mayoría de estas mujeres han coincidido en el patrón a seguir por parte del productor y en la estrategia elaborada para realizar estos abusos. Según contaban en sus alegatos, las citaba en un hotel poniendo como excusa la participación de la víctima en un posible trabajo. Siendo Harvey Weinstein un trabajador cinematográfico con decenas de premios y consolidada reputación, estas no se lo pensaban. Cuando se encontraban a solas y a puerta cerrada en la habitación, las forzaba e intentaba abusar de ellas. Una de las testigos afirmó que cuando se negó este le dijo: «Así es como funciona la industria».

El juicio que arrancara el pasado 6 de enero con la elección del jurado, compuesto por siete hombres y cinco mujeres, confirma su veredicto acerca del ‘caso Weinstein’, uno de los casos más emblemáticos del #MeToo.