La ‘Plataforma de Afectados por el Coronavirus‘ ha denunciado este martes que una familia de la localidad madrileña de Valdemoro lleva ocho días intentando localizar el cadáver de una pariente fallecida a causa del coronavirus. Señalan que les llegan multitud de casos que son «escalofriantes» y ofrecen una fotografía «dantesca» de la situación.

Desde esta plataforma, impulsada por el despacho de abogados especialistas en derecho sanitario Lex Abogacía, aseguran en declaraciones a Europa Press que están registrando una cantidad importante de consultas relacionadas con la pandemia del Covid-19, y consideran que muchas de ellas acabarán en los tribunales.

Aseguran que hay más casos de desapariciones de fallecidos, como el de la mujer que buscan los familiares de Valdemoro, y añaden que hasta donde conocen, en el Palacio de Hielo de Madrid –donde permanecen los féretros a la espera de poder tramitar su entierro o incineración– el procedimiento para etiquetar a los fallecidos es manual, algo que podría inducir a errores.

Desde la plataforma, que no se ha registrado como tal hasta ahora por la excepcionalidad del momento, señalan que los responsables de la pérdida de cadáveres pueden incurrir en un delito de daños morales graves, y ya adelantan que habrá demandas.

CONVIVIENDO CON EL CADÁVER

En este sentido, también han denunciado el caso de una familia de Marbella que lleva conviviendo tres días con el cadáver de otro familiar. Desde la plataforma explican que si bien se ha dado aviso para que sea recogido, aún no lo han hecho «porque las funerarias están saturadas». Les consta que como el caso de Marbella hay por lo menos uno más.

Dada la variedad de casuísticas, indican que ahora desde la plataforma tratan de agrupar las consultas que les llegan por problemáticas y según sean de familiares, de afectados directos, o por ejemplo de sanitarios. Apuntan que el objetivo es poner un poco de orden y de rigor sobre cómo actuar en caso de que una persona entienda que ha sufrido un perjuicio relacionado con la pandemia.

Al hilo, el abogado de Lex Abogacía Javier de la Peña ha explicado que si bien se está hablando mucho de denuncias penales, desde su experiencia considera que la vía penal está condenada al fracaso y ellos apuestan por centrarse por ejemplo en demandas por la vía contencioso-administrativa si es contra la Administración, o por la vía civil en caso de que se detecten negligencias por ejemplo en centros privados.