La actriz, humorista y presentadora Rosa María Sardá ha fallecido en Barcelona a los 78 años, según ha informado la Academia de Cine en un tuit. Luchaba contra un cáncer desde hacía seis años y decidió alejarse parcialmente de su carrera profesional para enfrentarse a la enfermedad.

A finales de abril, Sardá señaló en Lo de Évole que tenía cáncer y que los médicos «no saben dónde lo tengo y se lo inventan». «El cáncer es invencible, esto no se trata de una lucha. Es una cuestión de que los que se ocupan del tema tengan más o menos tino a la hora de programar ciertas medicaciones, pero no se trata de ningún match para ver quién gana, porque el cáncer siempre termina ganando», zanjó la actriz en una entrevista en la que se le vio muy pesimista con la enfermedad.

En diciembre de 2019, Rosa María Sardá publicó su autobiografía, Un incidente sin importancia (Planeta), y en ella relató en textos íntimos escritos a lo largo de los últimos 10 años los recuerdos que tenía de sus seres queridos. Cuando presentó el libro, expresó que estaba «muy triste», porque volvía «a estar como cuando era una muchachita, lloriqueando porque me produce mucha tristeza lo que veo». «Me da pena lo que está pasando en el mundo», indicó en una entrevista a El País.

Ganadora de dos Goyas como mejor actriz de reparto, por Sin vergüenza y ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?, Sardá recibió en 2010 la Medalla de Oro de la Academia.  

La actriz fue presentadora de la ceremonia de los premios del cine español en las ediciones 7ª, 12ª y 15ª.

La actriz siguió trabajando en los últimos años, y apareció en películas como Rey gitano, 8 apellidos catalanes, La reina de España, Segunda oportunidad y participó en Salir del ropero, una cinta aún no estrenada.

El actor Antonio Banderas ha lamentado este jueves la muerte de la actriz Rosa Maria Sardà, a quien ha recordado como «una de las grandes de la escena española».