La Policía ha detenido a varios miembros de un grupo armado civil por un tiroteo que ha dejado a una persona herida grave en una protesta contra la estatua del conquistador español Juan de Oñate en la localidad de Albuquerque, en el estado de Nuevo México, en el suroeste de Estados Unidos, según ha informado la CNN.

Los detenidos son integrantes del grupo armado civil Guardia Civil de Nuevo México y han sido arrestados por participar en un tiroteo contra un hombre durante una manifestación contra la estatua de Juan de Oñate este lunes en Albuqerque.

Vídeo compartido en Twitter por @Mr_RyanGuillory

La Policía de la localidad ha confirmado que ha arrestado a «varios individuos» después de que una personas resultara herida por disparos de bala durante una manifestación en el casco antiguo de Albuquerque.

«La Policía ha empleado irritantes químicos y granadas aturdidoras para proteger a los agentes y detener a varios individuos implicados en el tiroteo. Los individuos han sido desarmados y puestos bajo custodia para ser interrogados», ha señalado en un comunicado el Departamento de Policía de Albuquerque.

La Policía ha contado que ha desplegado varios equipos adicionales para «garantizar que todos los agentes pueden poner fin a la situación con seguridad». «Los investigadores están preparados. Publicaremos información adicional cuando esté disponible», ha añadido.

El hombre que ha resultado herido por disparos de bala está ingresado en un hospital en estado crítico. El alcalde de Albuquerque, Time Keller, ha dicho que el tiroteo ha sido «un acto de violencia inaceptable, trágico e intolerable».

La manifestación se ha celebrado cerca del Museo de Historia Natural de Albuquerque y el jefe de la Policía ha dicho que cree que varios grupos armados podrían haber contribuido a instigar la violencia. «Estamos recibiendo informes que apuntan a grupos armados como posibles instigadores de la violencia. Si esto es cierto, les haríamos rendir cuentas con todo el peso de la ley», ha dicho el jefe de la Policía de Albuquerque, Michael Geier.

Por su parte, la gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, ha censurado la actitud de los grupos civiles armados y ha asegurado que estaban en la protesta únicamente para «amenazar a los manifestantes» y hacer «exhibición» de una fuerza no autorizada.