Trump contra China. Por varios flancos. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado que Estados Unidos va a hacer efectiva su ruptura con la Organización Mundial de la Salud (OMS), organización que considera que está al servicio de China. A su vez acusa a China de dar vía libre a la represión de la disidencia en Hong Kong y por ello dejará de dar un estatus preferencial a la relación comercial con la antigua colonia británica porque «ha dejado de ser autónoma».

«Han fracasado a la hora de hacer las reformas necesarias. Dedicaremos nuestros fondos a otras organización. El mundo necesita respuestas de China sobre el virus», ha dicho en una rueda de prensa. Esta semana EEUU ha superado el trágico umbral de los 100.000 muertos por coronavirus, más que en todas las guerras desde 1953.

Según el presidente de EEUU, China «tiene todo el control sobre la OMS» con una aportación pequeña. La OMS, a su juicio, ha actuado en connivencia con el régimen chino: «Presionó para engañar al mundo».

Trump suspendió primero la aportación de EEUU a la OMS. Aún había esperanza de que revocara su decisión, pero este viernes ha anunciado la ruptura definitiva. En un momento en que la solución a la crisis sanitaria la comunidad internacional reclama que sea global la primera potencia del mundo emprende la retirada.

Sobre China ha versado gran parte de su comparecencia, que se ha retrasado más de una hora y apenas ha durado diez minutos. En ese lapso de tiempo, se han conocido los cargos contra el agente Chauvi, que provocó la muerte del afroamericano George Floyd en Minnesota. Trump ha suavizado su tono sobre los hechos. Primero escribió un tuit en el que evocaba los peores tiempos de la represión policial (primero vendrán los saqueos, luego los tiroteos) pero más tarde ha moderado su discurso.

En la rueda de prensa, ha acusado a China de espionaje industrial y de falta de responsabilidad a la hora de manejar la gestión del coronavirus en sus inicios. Ha dado a entender que ocultaron información vital en el primer momento, y que la OMS colaboró con el régimen de Xi Jinping.

Ha anunciado que va a estudiar las prácticas de las empresas chinas en Estados Unidos, pero no ha denunciado el Tratado comercial con China, como esperaban los más pesimistas. También va a revisar las recomendaciones de viajes.

Estados Unidos es el país que más aportaba a la OMS, unos 500 millones de dólares anuales, un 15% del presupuesto, si bien los mayores contribuyentes son las fundaciones ligadas a Bill y Melinda Gates.

Trump ha atacado duramente a China por la nueva Ley de Seguridad sobre Hong Kong, recién adoptada en la Asamblea Popular Nacional, que acaba de clausurarse en Pekín. China pretende meter en cintura a la disidencia de Hong Kong. «Han terminado con su doctrina de un país, dos sistemas. Esto quiere decir que es un país, un sistema», ha sentenciado. «Es una tragedia para Hong Kong, para Estados Unidos y para el mundo», ha añadido.

El presidente de Estados Unidos ha anunciado que ha dado la orden de revocar el estatuto preferencial que facilita las relaciones comerciales con Hong Kong. Es un duro golpe a la economía de Hong Kong, y de China. Cientos de empresas chinas se ubican en Hong Kong, que es un centro financiero muy activo en el mercado asiático.

Según la versión del régimen chino, la nueva ley pretende «impedir, detener y castigar» a quienes cometan «delitos que pongan en peligro la seguridad nacional», como subversión, sedición, actividades terroristas o injerencias extranjeras. Una ley concebida para frenar las protestas prodemocracia en Hong Kong, que se prolongaron durante semanas a finales de 2019 y que solo se han acallado con la pandemia.

Trump ha terminado su comparecencia sin mencionar el estallido de violencia en Minneapolis por la muerte del afroamericano George Floyd por el abuso de poder del agente Derek Chauvi, ya arrestado y acusado de homicidio en tercer grado y homicidio involuntario.

Tampoco se ha referido a la pandemia, que está trastocando lo que prometía ser su glorioso camino hacia la reelección. No ha admitido preguntas.