El incendio en la sierra de Huelva ha alcanzado ya un perímetro de 10.000 hectáreas, y el número de evacuados de forma preventiva se eleva a 3.150, mientras avanza el declarado en la murciana sierra de La Silla. En Cáceres, sin embargo, uno de los dos fuegos activos se ha dado por estabilizado.

Tras una noche luchando contra las llamas, el incendio que comenzó el pasado jueves en Almonaster la Real (Huelva) sigue activo y el frente sur, el más cercano a la localidad de La Zarza es «el que más preocupa», ha señalado la consejera andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo.

El Servicio de Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía (Infoca) no prevé una estabilización a corto plazo del fuego. El director del Centro Operativo Regional del Infoca, Juan Sánchez, ha explicado que el tiempo que queda para estabilizar el incendio es muy difícil evaluar «y va a depender de las condiciones meteorológicas».

Si fueran óptimas se podía avanzar en la estabilización a lo largo de esta noche o mañana, pero si siguen como hasta ahora, con vientos con fuerza y rachas por encima de 50 kilómetros por hora rolando en distintas direcciones, «tardará más», ha apuntado.

Un incendio que se estima que tiene una extensión de unas 10.000 hectáreas, pero «es muy irregular», por lo que «hablar de una medición de superficie afectada es muy difícil».

Las llamas han obligado a la evacuación de 3.150 personas, ya que «es un incendio con un crecimiento muy grande, cuyo perímetro hay que sellar, y, por el momento, hay que evitar que nadie vuelva [a sus casas]», ha señalado, por su parte, la consejera.

Los últimos desalojos se ha producido hoy en términos municipales de Valverde del Camino y Calañas (Huelva) y la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, Bella Verano, ha precisado que todos ellos son «preventivos, no porque esté el incendio inminentemente en estas zonas».

El responsable del Infoca ha señalado que «no se prevén nuevos desalojos«, si bien ha destacado que están tomando decisiones «que cambian continuamente en función de cómo evoluciona el incendio», por lo que si fuese necesario alguna evacuación más se realizaría».

El Infoca ha informado en la última actualización en sus redes sociales que en las tareas participan 250 efectivos suyos, 157 militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME), 20 bomberos de Consorcio Provincial contra Incendios de Huelva y 25 medios aéreos.

En Murcia, el incendio declarado ayer por la tarde en la Sierra de la Silla, entre Mula y Bullas, ha quemado ya unas 300 hectáreas y el difícil acceso por tierra está complicando las tareas de control.

Con un frente activo de seis kilómetros, está generando mucho humo lo que dificulta la acción de los medios terrestres, ha informado la consejera murciana de Transparencia, Participación y Administración Pública, Beatriz Ballesteros.

Sin embargo, los efectivos conocen el paraje y tienen «calculada» la intensidad y la dirección del viento, y, por tanto, saben «por dónde puede avanzar» el fuego, ha señalado.

Contra las llamas luchan en Murcia casi 300 efectivos, entre ellos 150 de la comunidad autónoma y 140 de la UME, así como medios aéreos.

El fuego ha obligado a desalojar a 70 personas de 17 viviendas en los términos municipales de Mula y Bullas, la mayoría en un turismo rural, según la consejera.

La situación parece que mejora en los dos incendios activos en Cáceres. El de la comarca de Las Hurdes se ha dado por estabilizado, mientras las labores de lucha contra el que afecta a las comarcas de La Vera y el Valle del Jerte evolucionan favorablemente.

El Plan de Lucha contra los Incendios Forestales de Extremadura (Infoex) ha rebajado el fuego de las Hurdes a nivel 1 de peligrosidad, pero mantiene como medida seguridad la prohibición de volver a sus casas al cerca de centenar de vecinos desalojados en las alquerías de Horcajo y Avellanar, informa Efe.

El incendio de Cabezuella del Valle, entre las comarcas de La Vera y el Valle del Jerte, mantiene el nivel 2 de peligrosidad y en él trabajan medios terrestres y aéreos para intentar estabilizarlo.

Aunque evoluciona favorablemente, el fuego muestra complicaciones en su zona norte debido a la orografía del terreno y a posibles reproducciones a lo largo del día.

Por otra parte, se ha dado por controlado esta madrugada el incendio que afectaba en Galicia a unas 30 hectáreas en las localidades de Crecente (Pontevedra) y Cortegada (Ourense).