Educación | Sociedad

Los centros educativos de Madrid, sin noticias de las cámaras y ordenadores anunciados por Ayuso

Aula de un instituto. EFE/ Ismael Herrero

Fue una de las medidas estrella que anunció el Gobierno de Madrid para la vuelta a las clases tras la epidemia del coronavirus: la compra de 70.000 ordenadores y 6.100 cámaras de vídeo para facilitar la enseñanza online en los centros públicos, especialmente en el segundo ciclo de la ESO, bachillerato y los ciclos formativos, donde los alumnos van a clase la mitad del horario lectivo.

Sin embargo, una semana después del arranque del curso en el segundo ciclo de la ESO y en vísperas de la incorporación del resto de niveles educativos, nada saben los centros del material tecnológico anunciado. «Ni nos han llegado ni nos han avisado de si llegarán, ni a nosotros ni a otros centros del entorno con los que mantenemos contacto», explica el director de un instituto público de Getafe. Allí se ha confinado este martes el primer aula.

Así, de momento estos alumnos no podrán conectarse por videoconferencia y tendrán que hacer un seguimiento de los contenidos a través de la plataforma Teams «de la misma forma que se hizo el año pasado», explica el director del instituto.

Desde la Consejería de Educación de la región confirman que los dispositivos «se están adquiriendo» aunque no concretan fecha para que puedan llegar a los centros educativos y aseguran que los centros están aprovechando «otras cámaras móviles que ya habían sido adquiridas antes, las pizarras digitales o de las webcams de los ordenadores».

La situación a nivel regional la confirma la secretaria general de Enseñanza de CCOO en Madrid, Isabel Galvín, que asegura que ante la falta de respuesta del Gobierno regional algunos centros han optado por comprar dispositivos con fondos propios: «Como no llegaban, algunos centros los han comprado. Son cámaras cada una de una clase, hay una gama muy amplia, las hay de 1.000 pero también de 6.000 euros».

Sin embargo, para Galvín la falta de los dispositivos no es el único problema que conllevan las cámaras. «En la mayoría de los centros que han comprado cámaras o tenían hay problemas de conexión. En algunos casos han utilizado los datos de los móviles de los profesores… Que sepamos, sólo tienen banda ancha suficiente para esas conexiones los institutos de innovación tecnológica», asegura la representante de CCOO. En Madrid hay 15 de estos institutos de más de 260.

A los problemas de conexión se une otro que el sindicato también ha pedido abordar al Gobierno regional. Y es que el anuncio de compra de dispositivos no se ha acompañado de una normativa o instrucciones del uso de estas cámaras. «No se ha regulado el procedimiento y no hay unas instrucciones que protejan la imagen de los menores ni del profesor. Hay que regularlo, nosotros hemos lanzado una consulta a la Agencia Española de Protección de Datos pero no aún no tenemos la respuesta. Para poner en marcha esto hay que llegar a un acuerdo», incide Galvín.

Comentar ()