Sociedad

'Regala un ninot': así se reinventan los artistas falleros

Pintada en una calle de Valencia en recuerdo de las Fallas.

Pintada en una calle de Valencia en recuerdo de las Fallas. EFE

Nació como una iniciativa solidaria de apoyo a los artistas falleros tras la cancelación de las Fallas 2020 por la pandemia y, diez meses después, la plataforma «Regalaunninot» se ha convertido en la tabla de salvación para un sector reinventado que exporta su arte a ámbitos como la moda o la restauración.

Xavier Serra, su creador, explica a EFE que la idea surgió a imagen de la campaña de los floristas de regalar un ramo de flores por la ofrenda «y se extrapoló pero con un ninot, que es lo más básico que se puede regalar de un monumento fallero».

El inicio: una campaña solidaria

Para ello, se lanzó una campaña en las redes sociales y se advirtió de que mucha gente estaba interesada en cómo conseguir una de estas típicas figuras falleras y contactar con un artista: ese «Regala un ninot» se convirtió en «punto de unión de todas estas peticiones».

Dos días después de lanzarla, los ingenieros de Gandia Damiá Castaño y Lluis Alandete se pusieron en contacto con él para proponerle crear una página web para hacer las transacciones.

Así surge «Regalaunninot.com», que arrancó con la colaboración de diez artistas falleros y recibieron «un aluvión de peticiones» que obligó incluso a parar porque «no daban abasto para atenderlas».

Empresas del sector de los videojuegos, de la moda y la restauración se han interesado en la iniciativa

«Eso que fue realmente una iniciativa solidaria se ha ido consolidando con el paso del tiempo hasta el punto de que empresas del mundo del videojuego, de la moda y de la restauración se pusieron en contacto con nosotros para hacer proyectos más grandes con los artistas falleros», agrega.

El proyecto más importante, según cuenta, fue para la empresa de videojuegos de Zaragoza Magic Fennec, que pidió reproducir la figura protagonista del nuevo producto que lanzará en 2021, «Chemical Battles».

El artista José Luis Platero se encargó de llevar a volumen los modelos digitales de los personajes Hidrox y Amon, que en su versión física miden más de tres metros de altura y estarán situados en el UTHUB, centro de formación oficial de Unreal Engine en España autorizado por Epic Games, la empresa creadora de Fortnite y dirigido a estudiantes, profesionales y empresas del mercado hispanohablante.

«Se hizo muy rápido y fue un proyecto espectacular», sostiene, y relata que para un restaurante de Villajoyosa (Alicante) se hizo una figura con un diseño muy marino para una rifa solidaria en Navidad y trabajaron para hacer otras cosas de decoración con ese mismo local.

Además, a través de «Regalaunninot», los artistas Vicent Torres y José Enrique Giménez, integrantes de SacabutxArt, han creado una serie de elementos decorativos para dar volumen y colorido al atrezzo para la campaña publicitaria de la colección primavera-verano 2021 de la empresa de calzados Wonder.

Interés internacional por las Fallas

«Lo que se inició como un proyecto pequeño ya cuenta con 40 artistas y se han hecho centenares de encargos que han visibilizado su trabajo en toda España e incluso en países como Holanda, Francia, Italia, Alemania y Polonia», afirma, a la par que apunta el interés de particulares de México, Estados Unidos y Colombia.

Los encargos del extranjero han sido para particulares con un «perfil de gente que estaba interesada en visitar las Fallas de Valencia como turistas y querían tener su recuerdo».

Para ello se creó una edición limitada de remates históricos de fallas, como el robot de L’Antiga de Campanar que ganó el premio de Especial en 2019, o la aviadora de la Falla Cuba-Literato Azorín de 2020.

De esta última se vendieron unas 40 figuras, incluidas una a Italia y otra a Polonia, y también han enviado a «una colonia de fans de la pirotecnia valenciana» de Holanda una veintena de ninots que evocan los «masclets» de una típica mascletà fallera, así como una pareja de falleros a Alemania para unos valencianos que viven allí.

«Ha habido mucho interés desde toda España por los ninots. Hemos conseguido a través de nuestra página llegar a mucha gente que no tenía claro que podía tener un ninot de falla en su casa hecho por el propio artista», sostiene.

Defiende que la iniciativa busca «consolidarse en el tiempo y que sirva para reinventar a los artistas falleros y promocionar y crear nuevas oportunidades para ellos».

Te puede interesar

Comentar ()