Sociedad

Interceptado en Cartagena un buque dedicado al transporte ilegal de migrantes

La Guardia Civil deteniendo a los migrantes en el buque

La Guardia Civil deteniendo a los migrantes en el buque Guardia Civil

Agentes de la Guardia Civil han interceptado en aguas de Cartagena (Murcia) un buque mercante en el que viajaban ocho ciudadanos sirios y cuyo capitán ha sido detenido como presunto autor de los delitos de pertenencia a organización criminal, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y falsedad documental, informa este Cuerpo.

La operación ‘Otomana‘ se inició con la cooperación entre agencias europeas que alertaron a la Guardia Civil española del tránsito de un buque utilizado por una organización criminal de carácter transnacional supuestamente para el tráfico de personas, que viajaba bajo la apariencia de un mercante de transporte de ganado.

La investigación se vio precipitada por la interceptación en Mazarrón (Murcia) de dos de personas de nacionalidad siria que, al parecer, procedían de ese buque y que habían aprovechado la cercanía con la costa para abandonarlo.

La Guardia Civil abordó el barco para inspeccionarlo, ya que en esos momentos se encontraba frente a la ciudad portuaria de Cartagena.

Después de identificar al capitán, los agentes examinaron la documentación marítima y comprobaron que la correspondiente a ocho personas había sido falsificada para justificar su presencia en el barco como miembros de la tripulación, ante una eventual inspección.

Los efectivos de la Guardia Civil pudieron constatar que se trataba de ciudadanos sirios que carecían de formación o cualificación para tareas marítimas, aunque durante el trayecto habían sido obligados a trabajar en el barco en condiciones de explotación laboral.

Después de varios meses embarcados, y ante el temor de que la promesa de llegar a territorio europeo no se cumpliría y que serían desembarcados en un país árabe que podría suponer la devolución a sus países de origen, forjaron un plan para abandonar el barco.

Del análisis de la información obtenida por la Benemérita se desprende que el ‘modus operandi’ de la organización dedicada al transporte ilegal de migrantes se iniciaba con la captación de ciudadanos de origen sirio y de personas originarias de otras zonas en conflicto, a los que ofrecían su traslado a Europa por unos 13.000 euros. 

Para ello, habrían adquirido un buque ganadero, con bandera de un tercer país, donde les daban tareas marinas ficticias, lo que suponía superar el personal necesario para este tipo de buques.

La colaboración policial ha permitido conocer que el barco cambió de denominación hasta en tres ocasiones para dificultar su rastreo y monitorización por parte de los distintos cuerpos.

La operación ha sido llevada a cabo por unidades del Servicio Marítimo Provincial, del Grupo de Información, de la Oficina de Análisis e Investigación del Servicio Fiscal y de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil, con el apoyo de la Corporación de Prácticos de Puerto de Cartagena.

El detenido ha sido puesto a disposición del juzgado de Instrucción de Cartagena, cuyo titular ha ordenado su ingreso en prisión y la incautación del buque.

Te puede interesar

Comentar ()