Tokio 2020

Deportes TOKIO 2020

Sandra Sánchez se asegura medalla en kárate en una mañana aciaga para el piragüismo

Saúl Craviotto y Carlos Arévalo, tras la final del K1-200

Saúl Craviotto y Carlos Arévalo, tras la final del K1-200 Coe/Nacho Casares

La mañana prometía en las aguas del Sea Forest Waterway de Tokio para el piragüismo español, pero acabó con caras largas y la sensación de que se han perdido varias medallas. La alegría para la delegación española llegó desde el Nippon Budokan con la clasificación de la karateca Sandra Sánchez para la final de kata. Oro o plata, se sabrá a las 12:50 hora española.

Después de las platas de Maialen Chourraut y Teresa Portela, el piragüismo salía este jueves a seguir agrandando la cosecha de medallas. Presea no llegó ninguna, aunque sí cuatro diplomas.

La opción más clara era la de Paco Cubelos e Iñigo Peña en el K2-1000 tras su gran actuación en las series del miércoles. Hoy en las semifinales ya se les vio menos finos y tuvieron que remontar en la segunda mitad para colarse en la lucha por las medallas. En la final terminaron sextos con un tiempo de 3:17,327 minutos, a más de un segundo del bronce, que ha sido para República Checa (3:16,535). El oro se lo ha llevado Australia (3:15,280) y la plata se ha ido hacia Alemania (3:15,584).

Saúl Craviotto, séptimo en el K1-200

Muchos ojos había también sobre Saúl Craviotto. El abanderado español y doble campeón olímpico entró en la final con apuros y terminó cruzando la meta séptimo con un crono de 35,568 segundos. Su compañero Carlos Arévalo estuvo más cerca del metal, quinto tras parar el reloj en 35,391 segundos. El húngaro Sandor Totka ganó la prueba con un tiempo de 35,035 segundos, seguido por el italiano Manfredi Rizza (35,080) y el británico Liam Heath (35,202).

Con apenas 21 años y en sus primeros Juegos, Antía Jácome llegó a la meta de la final del C1-200 con un cronómetro de 47,226 segundos, muy cerca de las medallas. El oro fue para la estadounidense Nevin Harrison (45,932), mientras que la canadiense Laurence Vincent-Lapointe se colgó la plata (46,786) y la ucraniana Liudmyla Luzan, el bronce (47,034). Por su parte, Isabel Contreras superó su semifinal del C1-500 y terminó tercera en la final C.

La última bala del piragüismo español en Tokio será la del K4-500 masculino, con Craviotto, Arévalo, Marcus Cooper y Rodrigo Germade.

  • La karateca Sandra Sánchez, en los Juegos Olímpicos de Tokio
    • Compartir
    EFE/ Lavandeira Jr

    Sandra Sánchez, a la final de kata

    La karateca de Talavera de la Reina ha asegurado una nueva medalla para España. Será en la modalidad de kata, en la que esta tarde se enfrenta en la final a la japonesa Kiyou Shimizu.

    Sandra Sánchez terminó la primera ronda de clasificación en cabeza del grupo A, con 27,43 puntos, pero por detrás de su gran rival por el título, la japonesa Kiyou Shimizu, que lideró el grupo B con 27,70.

Te puede interesar

Comentar ()