Al menos 24 personas han muerto y otras siete más han resultado heridas por un ataque contra un centro de desintoxicación del estado mexicano de Guanajauto, en el centro de México, han informado las autoridades locales.

El suceso ha tenido lugar en la localidad de Irapuato, cuando un grupo de hombres armados ha irrumpido en el centro y ha disparado de forma indiscriminada a las personas que se encontraban en su interior, ha explicado el responsable municipal de Seguridad, Alberto Cortés Zavala. Las autoridades locales han asegurado que el centro carecía de la autorización necesaria, según el diario ‘Milenio’.

El alcalde de Irapuato, Ricardo Ortiz, ha condenado el ataque y ha llamado a las distintas administraciones a «cerrar filas». «Trabajemos en coordinación para que nuestro municipio y todo el país, regresen a la tranquilidad», ha dicho a través de Twitter.

También ha lamentado los hechos el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, quien ha advertido de que «la violencia generada por la delincuencia organizada no solamente priva de la vida a los jóvenes», sino que «además roba la paz de las familias guanajuatenses».

«Guanajuato y sus instituciones tenemos un compromiso absoluto con la Justicia. Hoy más que nunca es necesaria la intervención coordinada de autoridades federales y estatales, como única vía para afrontar con éxito esta situación», ha añadido el gobernador, que ha prometido trabajar para «devolver la tranquilidad» al estado.