Sucesos | Tendencias

Jay Santos, cantante de reguetón, detenido por fugarse tras una agresión sexual

Santos era buscado por agredir sexualmente a una mujer en Madrid hace tres años, tras lo que cesó su actividad en la capital y se trasladó a Andalucía

Jay Santos en el videoclip de ‘Noche de estrellas’.

Jay Santos en el videoclip de ‘Noche de estrellas’.

La Policía ha detenido en Málaga a Jay Santos, un cantante de reguetón que estaba fugado y era buscado por agredir sexualmente a una mujer en Madrid hace tres años, tras lo que cesó su actividad en la capital y se trasladó a Andalucía.

Según ha informado este domingo la Dirección General de la Policía, el fugitivo ha sido arrestado recientemente en Málaga en virtud de una reclamación judicial para su ingreso en prisión dictada por la Audiencia Provincial de Madrid por agredir sexualmente a una mujer en 2017.

Germán Felipe Valenzuela, el nombre real del artista colombiano, fue juzgado en noviembre de 2020 por la Sección 16 de la Audiencia madrileña por una agresión sexual cometida en noviembre de 2017 en su casa de Madrid. Conocido como Jay Santos, destacan sus éxitos Noche de estrellas, junto a Henry Méndez, o Caliente.

Noche de estrellas, una de las canciones más conocidas de Jay Santos.

Tenía una orden de busca y captura internacional dictada por la Audiencia Provincial de Madrid al estar prófugo de la Justicia tras ser condenado a seis años de cárcel por un delito de agresión sexual, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

El cantante de reguetón fue detenido ayer en Málaga por agentes de la Policía Nacional tras ser localizado por el Grupo de Fugitivos y pasará hoy a disposición judicial.

Los hechos por los que fue condenado y que motivan su reclamación ocurrieron en noviembre de 2017, cuando el ahora arrestado quedó con una chica a la que habría conocido a través de una red social y, una vez en su vivienda, la agredió sexualmente, informa la Policía.

Al tener conocimiento de la reclamación judicial, el cantante cesó su actividad laboral en Madrid y huyó a Málaga donde su entorno familiar le daba cobertura para no ser localizado.

Recientemente, y tras comprobar la vigencia de la reclamación judicial, los investigadores realizaron varias gestiones para dar con su paradero.

Inicialmente se centraron en su entorno más cercano, ya que el buscado carecía de domicilio fijo y había cesado en su actividad laboral en Madrid.

Las pesquisas condujeron a los policías hasta Málaga, donde el fugado fue finalmente localizado y detenido en las inmediaciones de una empresa de trasteros.

Comentar ()