Los usuarios de la red social Twitter han amanecido con unas imágenes polémicas que han sido tendencia a lo largo de toda la mañana. El vídeo muestra aglomeraciones de jóvenes sin respetar ninguna de las normas establecidas para prevenir el contagio de coronavirus. Ni mascarilla, ni distancia de seguridad se han podido apreciar en el vídeo del interior del famoso Teatro Barceló de Madrid.

Según ha informado el diario El Mundo, la fiesta se habría producido en la tarde del jueves 21 de enero. Esa misma fecha fue protagonista al haberse producido el número más alto de contagios, más de 44.000, durante la pandemia.

Las fuentes policiales consultadas por El Independiente han declarado que «No podemos confirmar que las imágenes correspondan a ayer porque no estuvimos en el interior del local. Sí es cierto que hubo alguna llamada por ruido en la plaza situada frente al local. Se produjo alguna intervención por incumplir la distancia social y por no llevar mascarilla, pero nada más lejos de lo habitual».

Reacciones

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha calificado este viernes de «pandilla de irresponsables» a los organizadores y asistentes a la fiesta celebrada ayer en el Teatro Barceló, antigua Sala Pachá, y a quienes ha recomendado «dar una vuelta por hospitales o tanatorios».

«Todo aquel que participe en fiestas ilegales tiene un grado de inmadurez que hace que tengamos que decir basta. Si se tiene conocimiento de que se produce una fiesta ilegal, pido que se llame a la Policía porque acudiremos de forma inmediata», ha manifestado tras la presentación del proyecto de digitalización para el alumnado ‘Brecha Digital’ desarrollado por la asociación Madrid Futuro.

Según ha informado Europa Press, el regidor ha lamentado que este tipo de fiestas esté «proliferando», si bien ha reconocido que «la Policía Municipal hace un gran trabajo». Sobre asistentes y organizadores ha dicho que son «unos irresponsables con el conjunto de la sociedad», y les ha animado a «dar una vuelta por los hospitales y tanatorios» para «comprobar el dolor y drama que causa esta pandemia» y que «piense que son sus familiares».

FACUA-Consumidores en Acción ha anunciado en un comunicado su denuncia ante la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid al Grupo Trapote, propietario de la discoteca Teatro Barceló, por la realización de una fiesta este 21 de enero en dicho local pese a estar prohibida la actividad de locales de ocio nocturno y salas de fiesta.

La asociación considera la necesidad de adoptar como medida provisional la clausura del establecimiento, tal y como permite la normativa para este tipo de situaciones. FACUA recuerda que en caso de confirmarse este hecho como una infracción grave y de acuerdo al artículo 145 de la anterior normativa, serán sancionadas con multas de entre 3.005,07 euros y 15.025,30 euros.

La Dirección General de Salud Pública trasladará a la Policía Municipal de Madrid la realización de una fiesta en el Teatro Barceló sin mascarillas y sin distancia de seguridad, como se ha visto en un vídeo difundido a través de la redes sociales, para que proceda a su investigación.