La Guardia Urbana de Barcelona ya ha identificado al taxi que embistió este jueves a una moto y se dio a la fuga.

La Unión Internacional para la defensa de los Motociclistas (IMU) ha presentado una denuncia ante el Director General de Tráfico y las autoridades del Ayuntamiento de Barcelona contra el taxista que arrolló a la motocicleta.

Según un comunicado de la entidad, el taxista «realizó un uso de un vehículo turismo como elemento de agresión o arma contra otros usuarios vulnerables de la vía pública» ya que impactó, textualmente, voluntariamente contra la motocicleta hasta derribarla dándose posteriormente a la fuga, informa Europa Press.

La organización señala que los hechos «vienen perfectamente tipificados» en los artículos 380 y 381, del capítulo IV sobre Delitos contra la Seguridad Vial, dentro del título XVII De los delitos contra la seguridad colectiva y que salvo que la autoridad judicial disponga lo contrario, no sería de aplicación la conducción temeraria.