La polémica obra de Santiago Sierra Presos políticos, que se iba a exponer en Arco, que se inaugura este miércoles, 21 de febrero, ha sido retirada de la galería Helga de Alvear, donde se exponía. “Nos informaron esta mañana de que nos invitaban a quitarla por controvertida. Es la primera vez que nos pasa aunque no creo que sea la primera vez que sucede en Arco”, denuncia Luisa Fraile, de la galería afectada.

Esta expositora tacha de censura la retirada de la obra y reconoce que no saben todavía si podrá presentarse el fin de semana. “El sábado se hace la presentación de esta obra aquí y de eso todavía no nos han dicho nada, no sabemos si nos van a dejar”, explica.

La obra se componía de fotografías pixeladas de hasta 24 personas con una breve explicación de los motivos por los que habían sido encarcelados. Entre estos ‘presos políticos’ se encuentran los encarcelados Oriol Junqueras, presidente de ERC, y los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de Omnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cruixat, respectivamente.

La obra se componía de fotografías pixeladas de hasta 24 personas con los motivos por los que habían sido encarcelados

Además, se reconocen otros nombres como los del dirigente del SAT, Andrés Bódalo, los detenidos por la “trifulca nocturna” de Alsasua o los titiriteros detenidos en 2016 por su obra La bruja y Don Cristóbal. Todas las personas que aparecen en la obra no tienen nombre, sino asignado un número. Sin embargo, los pies de cada foto son lo suficientemente explicativos. La obra de Santiago Sierra es una pieza única y los 24 retratos juntos se venden por un precio de 80.000 euros, según informaron a Europa Press fuentes de la galería.

Un portavoz de la misma señaló que Helga de Alvear lleva décadas en el mundo del arte y sabe a lo que se expone, al tiempo que recalcó que no es la primera vez que Santiago Sierra causa revuelo con una de sus obras. En este sentido, ha precisado a Europa Press que el tema tratado era “muy candente” y el artista lo había querido expresar así. “No es nada nuevo ni para Helga ni para Santiago Sierra”, insisten.

En el caso de Junqueras, el artista habla de una situación que se produce “tras los acontecimientos en torno al referéndum” de independencia y “tras la decisión de aplicar el artículo 155 de la Constitución Española”. “La Audiencia Nacional condenó a prisión incondicional y sin fianza al ex vicepresidente catalán junto a ocho ex consejeros de la Generalitat. Solo uno de ellos pudo eludir la condena con una fianza de 50.000 euros. Ingresaron en las cárceles de Estremera y Alcalá Meco”, reza el texto.

En el caso de los Jordis, habla de “miembros activos en la convocatoria de las concentraciones por la votación del referéndum de independencia”. “Acusados por supuesto delito de sedición pública con riesgo de reiteración delictiva y destrucción de pruebas, se les condena a prisión incondicional y sin fianza”, añade.

Andrés Bódalo, los titiriteros y Alsasua

En otra imagen, explica la situación del preso Andrés Bódalo, en la cárcel pese a que “los vídeos presentados por la policía únicamente muestran a esta persona con un megáfono intentando intermediar en el alboroto”.

Para los titiriteros, recuerda que se trataba de una función que “representaba a la policía acusando falsamente de delitos de terrorismo a una bruja por llevar una pancarta con el mensaje ‘Gora Alka-Eta'”. Y para la “trifulca” de Altsasu en que varios guardias civiles fueron supuestamente agredidos, recuerda que las penas solicitadas por la fiscalía alcanzan los 372 años y medio de cárcel.

Todas estas personas están acompañadas por las imágenes de otros presos ‘políticos’ entre los que se encuentran activistas del 15-M, miembros de Egin, los acusados de explosionar una bomba en la Basílica del Pilar en Zaragoza o los detenidos en el desalojo del Palau Alòs en 2006 documentado en el trabajo ‘Ciutat Morta’.

“Perjudica al resto”

Ifema ha sido quien ha pedido la retirada de la obra por considerar que “perjudica el resto”. En un comunicado remitido esta mañana, subraya que “desde el máximo respeto a la libertad de expresión”, la polémica “que ha provocado en los medios de comunicación la exhibición de estas piezas, está perjudicando la visibilidad del conjunto de los contenidos que reúne ARCOmadrid 2018”.

“Por tanto -añaden-, es su responsabilidad, como organizadora, tratar de alejar de su desarrollo los discursos que desvíen la atención del conjunto de la feria”. Ifema añade en su nota que persigue con ARCO “configurar una feria comercial de alcance internacional, con un objetivo de fomento del coleccionismo, primando garantizar el retorno de la inversión y esfuerzo que hacen las galerías participantes”.

El secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, no ha querido valorar la decisión de Ifema dado que “El Gobierno no tiene un papel en Ifema ni en Arco por lo que es una decisión que no nos corresponde ni hemos intervenido en ella”, ha señalado. “Presos políticos era su título y las fotografías que aparecían no eran de presos políticos por lo que está mal titulada y a lo mejor ha sido un problema conceptual”, ha intentado justificar.