Jorge Javier Vázquez fue ingresado el pasado sábado en Madrid por una indisposición que le obligó a cancelar su función en Tudela (Navarra), aunque hasta hoy no se han conocido los verdaderos motivos que llevaron al presentador al ingreso hospitalario.

Si este martes conocíamos de la mano de la presentadora de Sálvame, Carlota Corredera, que su compañero había sido operado de urgencia el lunes y había pasado la noche en la UCI, hoy Jorge Javier ha relatado en su blog de la revista Lecturas el por qué de su inesperada intervención.

Así, el habitual de Mediaset asegura que el martes y el miércoles comenzó a padecer un fuerte dolor de cabeza y el jueves, día de la gala de GH Dúo, “se hizo insoportable”.

Ante la dolencia el pasado 16 de marzo el también actor ingresó en el Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela de Madrid, en Aravaca, con “un cuadro de hemorragia subracnoidea de origen aneurismático” que se trató “por vía endovascular con un resultado plenamente satisfactorio”, según ha informado el propio centro hospitalario en un comunicado

“Durante su ingreso, el paciente ha estado en todo momento consciente, sin afectaciones neurológicas y hemodinámicamente estable”, continúa el informe médico.

El propio Jorge Javier, que evoluciona favorablemente, ha señalado que aunque “el doctor dijo que había visto algo gravísimo” que les obligó a operar inmediatamente, la afección finalmente resultó ser “leve, pero podría haber sido mucho peor, muchísimo peor”. Y es que horas después de la intervención, los médicos le informaron de que “también había sufrido un ictus”. “Entré por un dolor de cabeza que tenía pinta de migrañas y ahora me veo metido en una historia rarísima”, relata el presentador.

Jorge Javier Vázquez evoluciona favorablemente, aunque afirma que “ahora toca reposo absoluto, todavía son muy importantes las horas posteriores a la operación” por lo que, tal y como informaba el portal Yotele, será su compañero Jordi González quien tome las riendas de Gh Dúo hasta el retorno de su compañero a los platós, que podría extenderse durante, al menos, tres semanas.