Tendencias

Las historias más emocionantes de perros salvando la vida a sus dueños en situaciones peligrosas

Son capaces de entender las emociones humanas dependiendo de los sonidos, los diferentes tonos de voz y las maneras de actuar de cada persona

Un perro observa cómo un rebaño de ovejas pasta en Ciudad Universitaria EP

Que los perros aportan múltiples beneficios para nuestra salud no es un secreto. Nos ayudan a mantener una vida más activa, a socializar, a divertirnos, nos hacen compañía y son fieles. De hecho, su fidelidad es la característica que mejor los define y es tan incondicional que, gracias a ella, son capaces de arriesgar su vida para salvar la nuestra.

Y no solo son capaces de salvar nuestra vida a nivel físico; los perros son capaces de entender las emociones humanas dependiendo de los sonidos, los diferentes tonos de voz y las maneras de actuar de cada persona. Esto significa que, si estás pasando un mal momento, tu perro lo notará pues tiene cierta «empatía», del mismo modo que se pondrá a mover la cola y a dar saltos de alegría si te pones a gritar de felicidad.

Esto es exactamente lo que demuestran los protagonistas de este vídeo en el que se narra la historia de ocho perros actuando en diversas situaciones para salvar la vida de sus dueños. Y es que tener una mascota va más allá de tener un simple animal que come, duerme y hace ruido en casa. Cuando se tiene una mascota se gana un nuevo amigo, un ser querido, y un miembro más de la familia que es capaz de salvarte la vida.

Están ahí cuando más los necesitas

Los perros están ahí cuando más los necesitas. Un sabueso preocupado por su dueño se coló en la ambulancia cuando los médicos acudieron en su ayuda tras caer enfermo. Los sanitarios le permitieron quedarse en la parte trasera. A veces la protección del mejor amigo del hombre es tal que arriesgan su vida para salvar la nuestra. ‘Kaiser’, el pastor alemán de la segunda historia, no tenía ni idea de que su dueña estaba fingiendo ahogarse.

Cuando Joana volvió de fiesta a últimas horas de la madrugada su Golden retriever le ayudó en el camino a oscuras desde el recibidor hasta su dormitorio. Además, gracias al Border collie de Joey no precisó ir a ser atendida al hospital debido a su enfermedad, él cuidaba de ella. La única motivación del peludo era que su dueña mejorase para seguir disfrutando justos de los paseos.

Angelique (20 años) tiene convulsiones de manera habitual. En uno de estos episodios mientras permanecía tumbada en la cama, su perro —Shavi, una mezcla entre Shih Tzu y Bichón maltés— acudió en su ayuda para reducir el impacto del ataque. O cuando Olivia finge estar enfada sus dos perros, un Pastor alemán y un Golden retriever, siempre están disponibles para obligarla a cambiar de humor a base de cariñosos lametones.

Cuando Tais fingió su caída a propósito Leo, su Golden retriever, estaba ahí para acudir en su ayuda. Las imágenes recogen su sana respuesta. ¿Resulta que tú también tienes un perro como mejor amigo peludo? ¿Qué recuerdos increíbles guardas con él? ¿Qué historias compartes con tu compañero de cuatro patas? Los perros están felices si tú lo estás.

Comentar ()