Literatura | Tendencias

Una obra póstuma de hace 30 años, la última apuesta de Jonás Trueba en Caballo de Troya

'Todo sigue tranquilo' termina por dibujar el retrato de la juventud rota de principios de los años 90 con piezas muy 'musicales'

Una obra póstuma de hace 30 años, la última apuesta de Jonás Trueba en Caballo de Troya

Jonás Trueba EFE

La obra póstuma del escritor Chusé Izuel, que dejó escrita antes de quitarse la vida en el año 1992 a los 24 años, será la principal apuesta del cineasta Jonás Trueba durante su año como editor invitado del sello Caballo de Troya. En total, serán seis títulos los publicados bajo la mano de Trueba, siendo ‘Todo sigue tranquilo’ el primero de ellos. Esta obra es una colección de relatos publicados previamente en el año 1994 gracias a la labor de dos de sus mejores amigos, el también escritor Félix Romeo y Bizen Ibarra.

La novedad en esta ocasión respecto a esta publicación casi inencontrable hasta el día de hoy es que se han añadido tres cuentos por mediación de la que fuera pareja de Izuel. «La mayoría de los cuentos tienen un malditismo juvenil y este libro coquetea con eso: tiene algo de tiempo, de finales de los años 80 y principios de los 90», ha explicado Trueba.

‘Todo sigue tranquilo’ termina por dibujar el retrato de la juventud rota de principios de los años 90 con piezas muy ‘musicales’, que recuperan a bandas como Los Ramones, Rosendo, AC/DC, Los Scorpions o Nirvana. A esta obra se sumarán a lo largo de este año las publicaciones de ‘Niños aparte’, de Julieta Valero (marzo); ‘Casa se busca’ de Socorro Giménez (abril); ‘Cuadernos’ de Andrés di Tella (mayo); ‘La parcela’, de Alejandro Simón Partal (septiembre) y ‘Vilnis’, de Bárbara Mingo (octubre).

Literatura alejada del «mainstream»

«No he buscado un tipo de literatura en particular y son unos libros muy distintos unos de otros. También hay una mezcla de escritores noveles y menos conocidos y otros más consolidados, pero todos con un vínculo muy fuerte con la poesía, sin atender a modas», ha reconocido Trueba.

Hay una mezcla de escritores noveles y menos conocidos y otros más consolidados, pero todos con un vínculo muy fuerte con la poesía

Jonás Trueba

En 2015, y tras la jubilación de Constantino Bértolo, alma del proyecto desde su fundación en 2003, comenzó la nueva etapa del sello, cuyos editores han sido Elvira Navarro (2015), Alberto Olmos (2016), Lara Moreno (2017), Mercedes Cebrián (2018) y Luna Miguel y Antonio J. Rodríguez (2019).

El director literario del sello, Miguel Aguilar, ha recordado la vocación de este sello por sacar nombres que sean «nuevas voces» y pertenecientes a una literatura «alejada de lo mainstream». Además, tras recordar la importancia del fallecido Claudio López Lamadrid en este proyecto, ha comparado a los editores invitados con «disc jockeys», en la línea de esa política «experimental» del sello.

Comentar ()