Tendencias

Protestas frente al Institut del Teatre pidiendo la expulsión inmediata de Joan Ollé

Han criticado que el Institut del Teatre "ha culpabilizado y responsabilizado a las agredidas" y se ha excusado en que dispone desde 2018 de un protocolo

Estudiantes frente al Institut del Teatre protestando

Estudiantes frente al Institut del Teatre protestando EFE

Estudiantes del Institut del Teatre de Barcelona se han concentrado este lunes para pedir «la expulsión inmediata» de Joan Ollé y la dimisión de la directora Magda Puyo y su equipo después de que se conocieran presuntos casos de acoso sexual y abuso de poder por parte de algunos docentes.

Unos 300 estudiantes han protestado ante el edificio del Institut del Teatre para denunciar que «la dirección del centro no ha asumido sus responsabilidades sobre los casos de abuso y agresiones sexuales» que las alumnas llevan sufriendo «desde hace años» y por considerar insuficiente la respuesta de la institución, «tanto por el comunicado oficial enviado a las alumnas como por las declaraciones de la directora Magda Puyo a los medios». A primera hora de la tarde el profesor ya había sido expulsado.

Han criticado que el Institut del Teatre «ha culpabilizado y responsabilizado a las agredidas» y se ha excusado en que dispone desde 2018 de un protocolo y de una comisión en contra del acoso, «pero lo que no dicen es que se han apropiado de esta acción».

El protocolo, recuerdan las estudiantes, fue redactado y creado por la GAF (Grupo de Acción Feminista), un colectivo de estudiantes autogestionados que tuvo dificultades para conseguir que ese documento prosperara.

A juicio del alumnado, «el protocolo se utiliza actualmente para lavar la cara de la dirección del centro, ya que no se ha hecho suficiente difusión a las alumnas, y además, la institución ha demostrado su ineficacia a la hora de aplicarlo».

Por otra parte, consideran que aunque la dirección del Institut del Teatre han dicho que no ha recibido ninguna denuncia de acoso, tienen «testimonios de que se han ignorado los intentos de denuncia e instancias hechas contra algunos docentes de acoso, de abuso de poder y maltrato psicológico», y añaden: «El silencio de la dirección les hace cómplices de los hechos».

Además de la expulsión de Ollé, uno de los tres docentes mencionados por la información que ayer publicaba el diario Ara y el único en activo en la actualidad, y de la dimisión de Magda Puyo y todo el equipo directivo, las estudiantes piden «apoyo psicológico para las agredidas, un protocolo efectivo de prevención de agresiones y que se mejore la comunicación por parte de la institución hacia las alumnas para poder hacer un uso correcto del protocolo en caso de necesidad».

Comentar ()