Empresas | Tendencias

Tropical vs. Dorada, el derbi canario de la cerveza que no sale en los rankings

La historia de las dos marcas de cerveza más consumidas en Canarias esconde tratos firmados en yates en alta mar, 270 millones de tercios y un arma contra la competencia: "Cuando sus cervezas llegan aquí tienen un mes"

Imagen de las dos cervezas que triunfan en Canarias, Dorada y Tropical

Imagen de las dos cervezas que triunfan en Canarias, Dorada y Tropical Carmen Vivas

Si va a un bar en Tenerife y pide una cerveza le servirán una Dorada; si lo hace en Gran Canaria le pondrán una Tropical. Lejos de esta realidad se mantienen los estudios de mercado sobre el consumo de cerveza en España, que en su mayoría ignoran a la región canaria. Hace diez días, un mapa sobre la marca favorita por comunidades autónomas se hizo viral pero enfadó a muchos insulares, excluidos del estudio. «Es el coste de la insularidad. Obtener esos datos es complicado y caro en comparación con la relevancia que cobran a nivel nacional» explica a El Independiente Jorge Francisco, director de Operaciones y Asuntos Corporativos de Compañía Cervecera de Canarias (CCC), dueña de Tropical y Dorada, las cervezas más consumidas en el archipiélago.

El ascenso hacia el liderazgo de Tropical y Dorada, como su repercusión a nivel nacional, esconde un apasionante camino empresarial a lo largo de sus casi 100 años de historia. El origen, por un lado, data de 1924, cuando Tropical nace de la mano de cinco operarios canarios de una factoría de chocolates. Por otro lado, en 1939 se funda Dorada, que no podrá operar hasta varios años después, ya que como reflejan los libros de contabilidad de la empresa «se pidió maquinaria a Alemania, pero no la mandaron por el bloqueo bélico», cuenta Francisco.

Estos caminos se mantienen paralelos, en competencia, y no se cruzarán hasta 1994 cuando la unión dio lugar a la mencionada CCC; parte de AB InBev, primer grupo cervecero mundial al que pertenecen «una de cada tres cervezas que se venden en el mundo». Las décadas intermedias vieron como SICAL (dueña de Tropical) y Cercasa (dueña de Dorada) conversaron sin éxito para lograr una fusión. Mientras, ambas compañías buscaron la colaboración con importantes socios internacionales: SICAL fue comprada al 30% por Guinness, en un trato firmado en un yate en alta mar debido a «unos problemas de conexión». Cercasa encontró esta cooperación en Sudáfrica, con la obtención del 51 % del accionariado por parte de South African Breweries (SAB).

El conglomerado empresarial mantiene su esencia, ya que 390 canarios tienen participación. «Hay gente con cinco acciones que las conserva por ‘canariedad’ y cariño», comenta Francisco. El reparto es de un 51 % para AB InBev, 20 % Guinnes y 29 % CCC, siendo ésta última parte del Consejo de Administración. El dinero siempre se fijó en las cervezas del archipiélago, aunque no lo hiciesen demasiado ni los rankings ni los bares de la Península, ajenos al particular derbi canario.

Arraigo local

«Es como el fútbol, la gente se identifica mucho con dónde se produce la cerveza», declara Francisco en relación al consumo de una marca u otra en función de la isla. Tropical cuenta con una fábrica en Gran Canaria y Dorada en Tenerife, lo que traslada la rivalidad entre ‘pío pío’ y ‘chicharreros’ del césped a las barras. «En el global de las islas la que más se vende es Tropical y después Dorada. La provincia de Las Palmas vende más gracias a dos islas muy turísticas como Lanzarote y Fuerteventura, pero en la isla que más cerveza se consume es en Tenerife, la que más población tiene», argumenta Francisco.

Este enfrentamiento sólo hace que promocionar las dos marcas sin infligir ningún daño a CCC, sociedad a la que pertenecen las dos marcas. Francisco apostilla que «mucha gente desconoce que Tropical y Dorada son del mismo grupo».

Cerveza más consumida en Canarias

El romanticismo es una baza , pero hay más motivos por los que Tropical y Dorada capitanean el mercado de cerveza canario. «Es un logro complicadísimo. La lejanía geográfica permite a las cerveceras de la península entrar aquí con precios muy bajos, ya que no hay otras regiones alrededor que se quejen de la diferencia. El principal argumento de CCC para competir es lo que da la localidad. Se ofrece una cerveza con 10 días desde su elaboración», expone Francisco, que sostiene que este valor «lo nota el cliente». «Cuánto más reciente es la producción y menos incidencia de sol y calor mejor. El tiempo, el sol y la temperatura son los grandes enemigos de la cerveza. Las cerveceras de la península alcanzan mejores economías de escala, pero cuando sus cervezas llegan a Canarias tienen un mes», zanja Francisco.

CCC es la primera industria manufacturera de Canarias. Cuenta con 490 trabajadores y con delegaciones en todas las islas excepto El Hierro. Su producción en un año normal es de unos 900.000 hectolitros, o lo que es lo mismo, 270 millones de tercios de cerveza. La pandemia ha afectado duramente a la compañía, cuyo beneficio ha caído un 90%. «No hemos perdido dinero, pero en vez de 15-20 millones de euros hemos ganado dos (..) Podríamos habernos acogido a los ERTE, pero negociamos con nuestros trabajadores y pudimos mantenerles en nómina», concluye Francisco.

Te puede interesar

Comentar ()