Imagen de archivo. ©Holidu

Tendencias

Sevilla, Cádiz y Toledo; entre las mejores ciudades de España para disfrutar del 'arte' de la tapa

Ir de bar en bar y gritar eso de ¡Una de bravas, chipirones y calamares! Sosteniendo una copa de vino cuya excusa es una aparente -que no necesariamente real- amplia cultura vinícola o pasarlo bien sin más. Y da igual si es de pie o de ‘mesa y mantel’ en un gastrobar de alta cocina, no hay turista ni lugareño que se resista a estos pequeños bocados de la gastronomía mediterránea.

El tapeo se ha convertido genuinamente en la seña de identidad de una gastronomía española rica, variada y de calidad, y coronado junto a la paella o el gazpacho, como el principal embajador culinario de nuestro país.

Tanto es así que la tradición gastronómica y cultural ha sido propuesta como patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco, ya cuenta con su día mundial, y arrastra numerosos estudios –como el recientemente publicado por el buscador de alquileres vacacionales Holidu-, que vaticinan cuál es el mejor rincón de España para disfrutar de su ‘arte’. 

Sevilla

Moderna, festiva, cosmopolita y acogedora, la capital andaluza es uno de los sitios con más atractivos turísticos y gastronómicos. Des del cazón en adobo o el montadito de pringá, y hasta el gazpacho en todas sus versiones o una pavía de bacalao. Sevilla cuenta con más de 200 restaurantes especializados en tapas.

Imagen de archivo de la ciudad de Sevilla. Holidu

Granada

Redescubrir La Alhambra de los libros de historia, pasear por los barrios del Albaicín y Sacromonte, o disfrutar de su gastronomía. La ciudad andaluza reúne todos los ingredientes para garantizar una experiencia cultural y gastronómica de tradición y cocina arabigoandaluza. La herencia árabe se mezcla en los fogones y peroles con las carnes de Sierra Nevada o el pescado de la costa de Motril, dando lugar a suculentas tapas como el jamón asado, las croquetas o la carne en salsa harán.

Imagen de archivo de la Granada. Holidu © Holidu

Santiago de Compostela

Santiago de Compostela es el destino de miles de visitantes que cada año llegan desde todos los rincones del mundo, ya sea celebrando el paso en la Plaza del Obradoiro tras su peregrinaje, curioseando como amantes de la cultura y arquitectura las fértiles lomas y piedras que dominan la ciudad, o como sibaritas del mejor marisco de Europa. Santiago de Compostela cuenta con más de 70 restaurantes especializados en tapas que ofrecen excelentes bocaditos de lacón con grelos, empanadas, embutidos o el tradicional pulpo a la gallega.

Imagen de archivo de Santiago de Compostela. Holidu © Holidu

Cádiz

La provincia de Cádiz ocupa el cuarto puesto en la lista de destinos mejor valorados cuando se trata de hacer un viaje gastronómico de pequeños bocados, en su mayoría, basados en uno de los reyes del mar: el atún rojo. Conil, Zahara de los Atunes, Barbate o Tarifa, son el viaje gastronómico perfecto, y es que como bien dicen los mismos gaditanos, comer en su ciudad quita el sentío. Uno no puede decir que ha estado en Cádiz si no ha probado los chocos, el atún rojo, la tortillita de camarones o la caballa con piriñaca en un chiringuito como parador al salitre y la brisa marina.

Imagen de archivo de Cádiz. Holidu © Holidu

Málaga

Entre el mar y la montaña, la capital de la Costa del Sol ofrece más de 130 restaurantes especializados en tapas donde reina la sencillez de los ingredientes, la variedad, riqueza y buen precio. Todos los productos de los que dispone la ciudad combinan la tradición y la vanguardia, la tierra y el mar, y la fritura del espeto en caña o lo autóctono de la ensalada malagueña.

Imagen de archivo de Málaga. Holidu © Holidu

Salamanca

La Gastronomía de la provincia de Salamanca hace puente entre las cocinas extremeña, leonesa y castellana. El conjunto de platos y costumbres culinarias de la provincia, hacen de Salamanca digna de disfrutarse sin remordimientos. Una tapa de hornazo, otra de chanfaina o palomita, o un farinato en forma de revuelto con pimentón y anís, es lo que ofrecen los más de 70 establecimientos que ofrecen las más sabrosas tapas a precios muy asequibles.

Imagen de archivo de Salamanca. Holidu © Holidu

Toledo

La ciudad de las tres culturas y de los platos sabrosos e intensos. Al igual que pasear por sus calles, comer en Toledo supone una experiencia realmente inspiradora y un auténtico viaje al medievo. La gastronomía toledana se caracteriza por arraigadas tradiciones y chefs que apuestan por productos locales y de temporada, que derrochan sutileza. Actualmente 55 locales ofrecen las mejores tapas a imaginar; el pulpo a la brasa, el repollo de Ludeña o la bomba del Trébol.

Imagen de archivo de Toledo. Holidu © Holidu

Almería

Con un clima privilegiado, la ciudad de Almería ofrece al viajero y lugareño un abanico de posibilidades de ocio y desconexión que se acompañan de una gastronomía inigualable. Almería se sostiene de un especial apego a lo tradicional gastronómicamente hablando; de huerta y de los productos del mar y la tierra que dan como resultado tapas como las huevas en vinagreta, el pulpo a la plancha o las patatas a lo pobre.

Imagen de archivo de Almería. Holidu © Holidu

A Coruña

El pulpo, la empanada de raxo o zamburiñas y el lacón, son el resultado de la gastronomía de una ciudad con la mejor materia prima en pescado y con la Identificación Geográfica Protegida de sus carnes. A Coruña cuenta con más de 80 restaurantes especializados en tapas.

Imagen de archivo de A Coruña. Holidu © Holidu

Pontevedra

El ranking de los mejores lugares para disfrutar del ‘arte’ de la tapa lo cierra la capital de las Rías Baixas, Pontevedra, una de las ciudades gallegas más bonitas de visitar, y como no, de degustar. Y es que la ciudad es el reflejo gastronómico de su entorno; los mariscos, con sus famosas ostras y empanadas de berberechos, o los pescados, con la lamprea como principal protagonista. Pero también buenas carnes de cerdo y ternera llegadas del interior de la provincia completan una oferta gastronómica en tapas inigualable.

Imagen de archivo de Pontevedra. Holidu

Te puede interesar

Comentar ()