Cumbre OTAN Madrid Cumbre OTAN en Madrid

Tendencias

Lo que esconden los 'Jerónimos' y 'Las Musas' del Prado, las salas donde cenarán los líderes de la OTAN

Los Jerónimos y La sala de las musas serán los lugares escogidos para acoger la cena de los asistentes a la Cumbre de la OTAN en Madrid y sus acompañantes

Sala de las musas en el Museo del Prado, Madrid

Museo del Prado

El Museo del Prado será esta noche el escenario que acoja la cena de jefes de Estado y de Gobierno que asisten a la Cumbre de la OTAN en Madrid, presidida por Pedro Sánchez. Los 44 líderes mundiales cenarán en el claustro de la pinacoteca, ubicado en la última planta de la ampliación de la pinacoteca diseñada por Rafael Moneo; un espacio diáfano delineado por fray Lorenzo de San Nicolás, y edificado entre 1672 y 1681, que forma parte del antiguo monasterio de San Jerónimo el Real, conocido popularmente como los Jerónimos, y del que, tras la ampliación del museo en 2007, solo queda su iglesia.

El Claustro de los Jerónimos expone las esculturas de mármol y bronce de Leoni (1509-1590), y su hijo Pompeo (1530-1608), ambos escultores, y actualmente es considerado Bien de Interés Cultural por ser «un espacio que se pretende utilizar para la ampliación del Museo del Prado y que es objeto de negociaciones al respecto entre el Gobierno del Estado y el arzobispado de Madrid».

Pero no cenarán en el mismo espacio los cónyuges o acompañantes, que lo harán con la reina Letizia en la sala de las musas, el espacio que rinde homenaje al color utilizado por Francisco de Goya (1746, Fuendetodos – 1828, Burdeos) para los retratos de la familia de Carlos IV: el rojo. En esta sala se ubican las ocho estatuas de mármol encontradas en el siglo XVI en Villa Adriana, en Tívoli, que rodearán la mesa ovalada destinada a la ocasión. «Con esta selección de estatuas antiguas se subraya que el museo es también una colección de escultura clásica, y se vuelve a recuperar el espacio basilical para obras en mármol tal y cómo lo fue durante las primeras décadas de la historia de la institución», indican desde el museo.

Con el objetivo de no perjudicar ninguna de las obras de la colección, se han adaptado los lugares, ya que son los únicos que carecen de pinturas. Ambos enclaves acogen alrededor de cien actos al año que pasan por cenas, cócteles, u otros eventos de patrocinadores.

Previo a la cena, todos los asistentes a la cumbre de la OTAN en Madrid disfrutarán del concierto ofrecido por la Orquesta Sinfónica de Kiev en la Galería Central de la pinacoteca, donde el martes estuvieron ensayando y se encuentran algunas de las obras más importantes del museo, firmadas por Tiziano, Rubens, Carraci o Van Dyck.

Los mandatarios y sus acompañantes disfrutarán de un menú elaborado por el cocinero José Andrés, y serán recibidos por un grupo de autoridades en el que se encuentra Javier Solana, presidente del Patronato del Museo del Prado, ex secretario general de la OTAN y ex alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

Te puede interesar

Comentar ()