Arte

Un año de arte femenino en el Museo Guggenheim

La pinacoteca bilbaína proyecta ocho exposiciones para este año centradas en el papel de la mujer en el arte. Además, incluye muestras dedicadas a 'Los locos años 20' o a la representación de Bilbao en la pintura.

El Museo Guggenheim confía en que 2021 sea mejor que el año pasado, al menos en la segunda mitad del año la actividad pueda recuperarse. La esperanza está puesta en el éxito de la campaña de vacunación y la posibilidad de que la movilidad y la actividad social y económica pueda recuperar cierta normalidad. El 2020 recién concluido ha hundido las visitas un 70%. La pinacoteca bilbaína ya tiene cerrada la actividad expositiva para los próximos doce meses.

La compondrán ocho exposiciones que abarcan desde el arte de los “felices años 20”, hasta la pintura que ilustra el Bilbao del siglo XIX y XX, la abstracción desde la perspectiva femenina o diversas muestras de videoarte. Este año la dirección del Museo ha decidido otorgar un papel protagonista a la mujer, centrando en autoras reconocidas gran parte de las exposiciones.

El próximo viernes día 29 se inaugurará la primera de las muestras de este año. Se trata de la exposición ‘Bilbao y la pintura’. En ella se exhiben cuadros que representan el modo de vida y la sociedad bilbaína en los años de bonanza industrial, comercial y cultural. Se trata de una selección de obras recabada de distintas instituciones vizcaínas como la Sociedad Bilbaína, la Diputación de Bizkaia o la Sociedad Filarmónica. A través de cuadros que datan de finales del XIX y comienzos del XX se plasman a través de expresiones propias del impresionismo francés y las vanguardias de la época. Se trata de grandes cuadros que representan escenas como la vida de la sociedad burguesa, la de los aldeanos, los remeros, las fiestas o la muerte en el mar y la guerra. ‘Bilbao y la pintura’ estará abierta al público hasta el 29 de agosto.

Tres semanas después, el 19 de febrero próximo, se inaugura la exposición dedicada a la obra de Alex Reynolds. Nacida en Bilbao en 1978, esta artista afincada en Bruselas es una creadora audiovisual cuya obra se centra en la exploración y puesta a prueba de las estructuras narrativas, las secuencias, las cadencias en la construcción cinematográfica. Su trabajo se centra en gran medida en analizar las relaciones entre la influencia y el poder. Su temática más frecuente son los retratos, el ritmo y la arquitectura.

‘Los locos años 20’

La tercera de las muestras programadas por el Guggenheim para este año se estrenará el 7 de mayo y es una de las principales apuestas del museo: ‘Los locos años veinte’. La exposición ha sido diseñada por el director de escena Calixto Bieito. Está estructurada en siete áreas que desarrollan distinto ámbitos de esa época de entreguerras. La muestra incluye una pista de baile con la que trasladar al visitante a esos años de gran innovación y desarrollo intelectual y avance social. En la muestra se podrá ver el modo en el que el mundo del arte representó aspectos como los desarrollos urbanísticos, los avances sociales, morales o los referidos a las minorías sociales. Esta tercera exposición se prolongara hasta el 19 de septiembre.

La muestra titulada ‘La línea del Ingenio’ será la cuarta de las muestras del programa anual. Su inauguración está prevista para el 11 de junio próximo. La exposición está compuesta de obras de la colección propia del Museo Guggenheim y con préstamos de la pinacoteca. El elemento que aúna todas las piezas es su influencia en el ingenio, la experimentación y el humor. Se trata de piezas que se caracterizan por el empleo de nuevos materiales y técnicas o su capacidad para desafiar convenciones sociales y estéticas. Entre ellas figura, por ejemplo, ‘Hichiko Happo’, obra de Yoko Ono, obra de nueve lienzos pintadas durante una de sus performances. La muestra al completan, entre otros, piezas de Antonio Saura, Henri Michaux o Georg Baselitz.

Ese mismo mes de junio el Guggenheim ha proyectado una exposición dedicada a Cecilia Bengolea (Buenos Aires, 1979). La artista explora la creatividad en el vídeo, la coreografía y la escultura a través de danzas populares. La exposición, titulada ‘Lightning Dance’, se adentra en obras dedicadas a la ‘cultura dancehall’ en Jamaica. Bengoles desarrolla el valor de la danza no sólo como forma de expresión sino también como actividad con poderes curativos.

Mujeres y abstracción

En septiembre se estrenará una de las exposiciones más importantes del año, la dedicada a la artista Alice Neel (1900-1984) y titulada ‘People Come first’. A través de casi un centenar de sus obras se mostrará la que será la primera retrospectiva de esta artista estadounidense en España. Su trayectoria se caracterizo por su defesa de la justicia social. Los compromisos humanistas inspiraron su vida y obra. Entre las obras que se podrán ver figuran las relativas a la lucha contra el fascismo y el racismo, o las que muestran la pobreza de la ‘Gran depresión’ en New York, la ciudad que centra gran parte de sus trabajos. Tampoco faltan obras que le caracterizaron por el modo en el que abordó el desnudo femenino, el erotismo o la figura de la mujer.

En octubre se han programado dos exposiciones. La primera de ellas, del 7 de ese mes al 27 de febrero de 2022, está dedicada a la artista Sharon Lockhart. La muestra lleva por título ‘La notación del movimiento de Noa Eshkol’ y en ella las videoinstalaciones y fotografías de Lockhart muestran la acción humana y sus modos de representación, en soledad o en sociedad.

La última de las exposiciones está dedicada a las mujeres y la abstracción. La exposición ‘Mujeres y la abstracción’ quiere poner en valor la aportación de las mujeres en esta corriente artística a través de trabajos de 200 autoras en distintas disciplinas como la danza, la fotografía, el cine o la performance. Se trata de artistas de Latinoamérica, Oriente Medio, Asia, Europa y EEUU.

Comentar ()