Santiago Segura tenía el objetivo de conseguir con el estreno de Padre no hay más que uno 2: La llegada de la suegra se reactivara la industria del cine tras estos meses de confinamiento. Y puede que lo haya conseguido, puesto que ayer su película recaudó más de 460 mil euros, lo que supone alrededor de 102.604 espectadores, tal y como ha informado ComScore.

En Padre no hay más que uno 2. La llegada de la suegra, Segura se atreve de nuevo con los cinco niños y añade a la ecuación un bebé y perro. En la cinta, con el triunfo de la asistente virtual ‘Conchy’, Javier (Segura) se ha convertido en líder del chat de madres y todo marcha sobre ruedas, pero la noticia inesperada de la llegada de un nuevo bebé lo pone todo patas arriba y a ello se sumará la llegada de su suegra.

Santiago Segura ha estrenado Padre no hay más que uno 2: La llegada de la suegra en medio de la mayor incertidumbre que ha sufrido nunca la industria del cine porque «la sociedad tiene que sobrevivir a esto», ha dicho a EFE.

«Todo lo que tengo me lo ha dado el cine; y esperar a estrenar en otro momento, pues es que igual luego están cerrados los cines. Y también la alegría que le vas a dar a un montón de familias que la esperan. Yo creo que es una buena idea».

«Estoy acongojado por la situación en la que está la humanidad y en concreto nuestra sociedad, y la economía del país. Creo que debemos ser más juiciosos con los rebrotes, yo no digo que no se tenga precaución, pero el miedo paraliza», y los cines, enfatiza, son lugares muy seguros.

«La sociedad tiene que sobrevivir a esto», sabiendo que «el mismo idiota que bebía y luego cogía el coche es el que sale sin mascarilla o se mete en el metro con fiebre», apunta Segura.