Cine

'Cine caliente': el evento que reivindica el ruido y las palomitas entre escenas

La iniciativa de 'La Juan Gallery' se aleja de la rigidez para ofrecer al espectador una experiencia de "cine performance" en la que la diversión y el ruido forman parte del filme

Rosa Ureta ultima los detalles de la proyección de Showgirls (Paul Verhoeven, 1995) mientras atiende a El Independiente. El ‘Cine Caliente’ que organiza en el madrileño Parque de la Bombilla -dentro de la planificación de los Veranos de la Villa y Fescinal, y cuyo nombre no hace referencia a las altas temperaturas que sostiene la capital- se convierte en una fusión de experiencias sensoriales que confluyen en una «performance«: «No hay cosa que nos moleste más que las interrupciones y queríamos jugar a darle la vuelta y que la interrupción sea la gracia de la película», afirma a este medio.

El cine como espacio de culto ha generado un repudio a elementos mundanos que encuentran su rechazo en las salas: las palomitas o la prohibición de comer, principalmente en espacios más estrictos, y el ruido o el castigo al comentario entre escenas. No hace falta pagar una entrada para experimentar algún sentimiento anterior: en el salón de casa se produce en igual o menor medida por medio de interrupciones, de las dudas paternas acerca del desarrollo de la historia y de los spoiler de tu compañera de piso.

No hay cosa que nos moleste más que las interrupciones y queríamos darle la vuelta y que la interrupción sea la gracia de la película»

ROSA URETA, ORGANIZADORA

La iniciativa de hacer sátira de un elemento que tanto debate ha portado en el gremio cinéfilo ha brotado de la mano de La Juan Gallery, la «primera galería de España en arte vivo» que ha buscado dar forma a un evento «muy divertido y muy experiencial». Por medio de lo que han bautizado como cine performance, pretenden aunar dos grandes conceptos: convertir en espectáculo vivo el visionado del filme y adaptar la cultura india del cine en España. «En la India las pelis duran cinco horas, entonces la gente come, se duerme, baila…», enumera Ureta.

La idea es que, lo que en otro contexto enfadaría al espectador, se convierta aquí en elemento esencial de la experiencia. Los que adquieran su entrada para ‘Cine Caliente’ se encontrarán con parones, con debates, con música y con la presencia de expertos y periodistas que analizarán el ethos de los largometrajes que se proyecten. «La rigidez que te da la Cineteca la quitamos y el protagonismo lo tiene el espectador y no la película». «Al final conseguimos que el público haga la performance«, apunta su organizadora.

Tres sesiones entre intervalos

‘La Juan Gallery’ ha preparado tres películas para traer la experiencia de Bollywood a los jardines madrileños. La primera se produjo en la jornada de ayer con la ya mencionada Showgirls, que contó con la presencia de la periodista y activista Nerea de la Heras y con los DJ ‘El cuerpo del disco’.

La rigidez que te da la Cineteca la quitamos y el protagonismo lo tiene el espectador y no la película»

ROSA URETA, ORGANIZADORA

Para completar el calendario, ‘Cine Caliente’ proyectará en La Bombilla Casa Flora (1973, Tito Hernández) y Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988, Pedro Almodóvar). La primera contará con la presencia de Oro Jondo, la segunda con Valeria Vegas. «Vamos a poner películas muy clásicas, de culto, y proponerle a periodistas que las comenten», explica Rosa Ureta.

El objetivo de la galería es que el propio público sea artífice y receptor de la función: que bailen, que rían, que beban, que coman y que, sobre todo, se diviertan. «Nos gustaría que la gente fuera vestida como en la película», puntualiza Ureta.

Otra de las peculiaridades de ‘Cine Caliente’ es la presencia de DJs que harán que el público «baile por encima de la película, habrá momentos en los que en vez de escuchar la banda sonora original escucharás otra canción, como Rata de dos patas«. Como la propia Rosa ejemplifica, el evento estival busca reivindicar la esencia de los cines de verano de antes, «más festivos y lúdicos».

Ni cine club, ni cine comercial… cine caliente.

Te puede interesar

Comentar ()