Cine | Tendencias

'Red Cunt', tenemos que hablar de la menstruación

Un documental cuyo objetivo pasa por entablar diálogos y debates para acabar con el tabú de la regla

Fotograma de 'Red Cunt'

Fotograma de 'Red Cunt'

Este 28 de mayo se celebra el Día Internacional de la Higiene Menstrual, dedicado, entre otras cosas, a modificar percepciones negativas o estigmas relacionados con la menstruación. Durante siglos de civilización, la sociedad se ha esforzado insistentemente por mantener un velo de secretismo en torno a este proceso biológico. Un oscurantismo basado en prejuicios culturales y dogmas religiosos que han favorecido la proliferación de uno de los grandes tabúes con respecto al cuerpo femenino.

A pesar de que esta concepción se ha mantenido prácticamente invariable hasta hace bien poco, resulta evidente que nos encontramos en un momento histórico en el que el paradigma está cambiando y el debate sobre la regla es ahora más palpable que nunca.

En este cambio de mentalidad, la película documental dirigida por Toti Baches (Lleida, 1972), Red Cunt, ha decidido tomar parte en el asunto. La realizadora catalana se propuso explorar el asunto de la regla desde una perspectiva amplia y a la vez cercana, pero siempre con un toque de hum0r, pues como ella misma indica: «No hay cosa más horrible que tomarse en serio un tabú».

El documental se apoya en los testimonios de sus protagonistas para abordar los problemas derivados de seguir manteniendo en secreto un proceso necesario para la vida. Además, la película se sirve de una trama de animación, basada en anécdotas reales, que funciona como hilo conductor entre las diferentes historias que muestra la pantalla.

Isabel, la principal protagonista de la trama animada, es visitada por Mensi, un ser de sangre que imaginaba otro tipo de recibimiento. Cuando aparece, al igual que ocurre en la película de Disney, Red (Domee Shi, 2022), el mundo se presenta como un lugar hostil para ella, todos quieren esconderla y su llegada genera ocultación y vergüenza. A partir de ahí, comienza un proceso de reconciliación entre Isabel y Mensi a través de los años, donde ambas aprenden a convivir con aceptación y cariño.

«La reconciliación era muy importante para mí, porque me he pasado la vida con una relación muy mala con la regla. Mi intención era que las mujeres que vieran esta peli se reconciliaran con su regla mucho antes de lo que lo hice yo», explica la cineasta.

Las historias que intercala el documental ofrecen diferentes visiones para la destabuización de la menstruación; desde el activismo hasta el arte o su faceta comercial, pasando incluso por una terapia para que las mujeres conozcan sus propios órganos sexuales.

Red Cunt utiliza la provocación desde su propio título (cunt significa coño en inglés), pero más que buscar conflictividad o polémica, lo que trata de reivindicar es la normalización de una parte importante de la vida de las mujeres que se ha obviado durante demasiado tiempo.

Fotograma de la película 'Red Cunt'
Fotograma de la película ‘Red Cunt’

La directora catalana no se limita a hablar del papel de la regla en clave binaria, la película incluye el testimonio de Ian Bermúdez, un escritor y activista trans que cuenta su experiencia con la regla, tras cambiar de sexo. El de Ian es el relato más potente del largometraje, precisamente porque se trata del más personal. El escritor cuenta cómo decidió, en contra de lo que le aconsejaban los médicos, mantener su regla durante el tratamiento para el cambio de sexo.

Baches reconoce que el papel de los hombres en el film queda retratado de forma bastante caricaturizada. «El objetivo era ponerles un espejo que aumentara la ignorancia o el poco tacto que tienen a veces hacia nosotras, espero que se lo tomen con humor y que reflexionen un poco«.

«A los hombres les gusta follar, pero no tienen ningún otro interés en nuestros chochos ni en el resto de funciones o poderes que tienen», denuncia Stepha Zanella, una de las protagonistas de la película.

El documental se plantea cuestiones como ¿qué pasaría si fuesen los hombres quienes tuvieran la regla?, ¿por que la industria y la publicidad se empeñan en tratar la menstruación como algo sucio? ¿por qué no se tiene en cuenta el papel de la regla como una señal de buena salud?

Fotograma de la película 'Red Cunt'
Fotograma de la película ‘Red Cunt’

«La intención absoluta es entablar diálogos entre personas, entre generaciones, entre hombres y mujeres. Para acabar con el tabú, el primer paso es hablar», incide Baches.

La cineasta defiende con orgullo haber logrado hacer este proyecto con un presupuesto que partió de cero, a pesar de seguir pagando los créditos que pidió para financiarla, ya que nadie se atrevía a subvencionar una película como esta. «Esta película se ha conseguido hacer de generosidad en generosidad; el director venezolano Tuki Jencquel, que hizo de DoP, una compañera de trabajo con la producción, mis jefes con la iluminación, las animaciones las encargamos a unas escuelas…»

Red Cunt es la primera entrega de una serie de películas que Toti Baches ha querido bautizar como la Trilogía de las Emes, en la que la catalana explora tres tabúes relacionados con la sexualidad femenina: menstruación, masturbación y menopausia.

Cartel de 'Red Cunt'
Cartel de ‘Red Cunt’

Tras haber pasado por Alemania, país donde reside la directora desde hace más de 25 años, Red Cunt se estrena en España y se proyectará a partir de esta semana en las ciudades de Madrid, Barcelona, Valencia, Cambrils y Vitoria.

El documental, producido por nächster Halt Filmproduktion y distribuido por Toned Media, ha recibido la calificación de “para mayores de 7 años, y especialmente recomendado para la infancia”. Coincidiendo con el estreno de la cinta, se han organizado una serie de proyecciones especiales con debate, además de actividades con centros educativos.

Te puede interesar

Comentar ()