Cine | Tendencias

10 películas de fantasmas que no dan miedo para ver en el Día de Todos los Santos

Escena de 'Bitelchús' (1988)

Escena de 'Bitelchús' (1988).

El Día de Todos los Santos que celebramos cada primero de noviembre es una de las solemnidades religiosas más representativas de cómo se honra a los muertos en las culturas de origen cristiano. Según la Iglesia, la celebración de este día va por todos los difuntos que, habiendo superado el purgatorio, se han santificado totalmente, han obtenido la visión beatífica y gozan de la vida eterna en la presencia de Dios. Por eso es el día de «todos los santos».

En cada país donde se celebra, esta festividad tiene un carácter especial. En España, se comen huesos de santo, buñuelos y empiñonados, los cementerios se llenan con flores y velas para recordar a aquellos que ya no están, iluminarles y hacerles más llevadero ese camino hacia el descanso eterno. En América Latina, y más concretamente en México, es muy famoso el Día de los Muertos, un sincretismo entre la religión cristiana y las tradiciones indígenas que, aunque suele asociarse comúnmente con otras celebraciones como Halloween, en realidad difiere mucho de esta.

Y precisamente esas diferencias que tiene el Día de Todos los Santos con Halloween, hace que podamos sentirnos más cerca de los difuntos sin temerlos. En la ficción, el encuentro con los muertos, más allá del terror es otro gran tema que ha servido para tratar de dar una respuesta a uno de los grandes misterios de la vida. Fantasmas que no asustan, sino conmueven, donde el terror deja paso a la reconciliación, para que esos espíritus que vagan en el limbo de las cuentas pendientes, encuentren su camino hacia una purificación plena.

Las siguientes películas exploran desde diferentes perspectivas y géneros este proceso reparador en el que la muerte cobra un sentido y ofrece alivio para todas esas almas a las que rendimos homenaje en un día tan especial.

Coco (2017)

Inspirada directamente en el Día de los Muertos, Coco es una de las películas más emotivas y alabadas del estudio Pixar en los últimos años. Miguel, un niño de 12 años, sueña con convertirse en leyenda de la música, aunque esto vaya en contra de las ideas de su familia. Para conocer su verdadero legado y defender su sueño se adentra en la «Tierra de los Muertos». Allí descubre que la única forma de reencontrarse con sus difuntos es a partir del recuerdo, dando como fruto Recuérdame, una de las canciones más bonitas del amplio imaginario colectivo del universo Disney.

Bitelchús (1988)

Siendo una de las perlas de la filmografía de Tim Burton, Beetlejuice (Bitelchús en España), presenta a Michael Keaton como un «exorcista de los vivos» chapucero y repulsivo, dispuesto a utilizar sus sucios trucos para ayudar a un matrimonio de fantasmas (Geena Davis y Alec Baldwin) que quiere asustar a los nuevos propietarios de su casa. La película trata con mucho humor el típico argumento de la casa encantada, sustituyendo las posesiones demoníacas por bailes del calipso, mostrando la lenta y pesada burocracia a la que se tienen que enfrentar los espíritus. El mundo tétrico y fascinante que crea Burton en esta icónica comedia de terror, cuenta además con una jovencísima Winona Ryder haciendo de adolescente gótica e incomprendida.

Ghost, más allá del amor (1990)

Sin duda, una de las películas de amor más relevantes y taquilleras de los 90, Ghost es uno de los ejemplos más representativos de este género protagonizado por muertos que permanecen para cuidar de «sus» vivos. Gracias a esta película, Patrick Swayze y Demi Moore serán siempre recordados por la legendaria escena del moldeado de cerámica. Mientras que el papel de Whoopi Goldberg como la excéntrica vidente con la que el amante difunto se comunica con su pareja, será siempre especial por conseguirle su primer Oscar como mejor actriz de reparto.

Ojalá fuera cierto (2005)

La típica comedia romántica entre dos desconocidos a los que el destino se empeña en unir por medio de casualidades. Solo que esta vez esos dos desconocidos David (Mark Ruffalo) y Elizabeth (Reese Witherspoon), se encuentran separados por dos mundos diferentes, el de los vivos y los muertos, y la casualidad es que a los dos les toca compartir el mismo apartamento, sin querer hacerlo en un principio.

The Lovely Bones (2009)

Basada en la novela Desde mi cielo de Alice Sebold, este emotivo drama con tintes de thriller dirigido por Peter Jackson cuenta con un gran elenco encabezado por Saoirse Ronan, Mark Wahlberg, Rachel Weisz, Susan Sarandon y Stanley Tucci. Susie Salmon, una niña de catorce años que muere asesinada, observa desde el cielo cómo cambia la vida de su familia y de sus amigos tras el horror de su muerte. El espíritu de la niña influye desde el más allá para reconciliarse con sus seres queridos y ajusticiar al criminal que acabó con su vida.

Soul (2020)

La animación, la banda sonora, las actuaciones de voz y la representación hacen de Soul, uno de los mejores trabajos de Pixar, por su capacidad para llegar tanto a niños como a adultos. Una reflexión sencilla pero sin caer en infantilismos sobre la muerte, el alma, las pasiones y los sueños sin cumplir Este viaje de un profesor de jazz por las calles de Nueva York y los rincones más insospechados del más allá, para descubrir las respuestas a las preguntas más importantes de la vida.

¡Me ha caído el muerto! (2008)

Bertram Pincus (Ricky Gervais), un dentista antipático y con pocas habilidades sociales que muere por unos instantes durante una intervención médica rutinaria. A partir de ese momento se convierte en una especie de médium al que los muertos acuden para que les ayude a ponerse en contacto con los vivos. La comedia con tintes de humor negro se hace con el espíritu político por el protagonismo absoluto de un excelente Ricky Gervais.

Casper (1995)

Este clásico de los fantasmas mezcla animación y acción real en la que su clara vocación de entretenimiento infantil, puede ser también apreciada por el valor a nivel técnico que apadrina Steven Spielberg. Aparte del encanto que tiene Casper como el paradigma de los fantasmas carismáticos, su relación de amistad con Kat (una joven Cristina Ricci) es igualmente adorable.

Corazones y almas (1993)

Con la premisa de: «La historia de cuatro almas que necesitaban un cuerpo y el cuerpo de un tío que necesitaba un alma», esta película con alma feelgood protagonizada por Robert Downey Jr, enfrenta a un hombre con aquellos que han sido sus ángeles de la guarda, para que les ayude a arreglar sus cuentas pendientes y que todos sean capaces de encontrar la paz tanto en la tierra, como en el más allá.

Una historia de fantasmas (2017)

A pesar de su apariencia tópica o estereotipada con el fantasma envuelto en una sábana con dos agujeros, esta película protagonizada por Casey Affleck y Rooney Mara no tiene nada de terrorífico ni tampoco intenta pretenderlo. Más bien se trata de un melodrama filosófico sobre la pérdida y sus consecuencias, contado desde una perspectiva eminentemente poética, en la que a base de luces y sombras escarba en las profundidades del ser humano, gracias a una atmósfera extraña, inquietante e hipnóticamente fascinante.

Te puede interesar

Comentar ()