Es el psicópata un personaje agradecido. Que mejor que la irracionalidad, la inestabilidad, las mil caras para que tu personaje sea todo lo que tu imaginación pretende. En el cine han sido muchos los que han protagonizado películas. Difíciles para los actores que los interpretan y alabados por el público, los psicópatas, los locos absolutos, se hacen dueños de la pantalla.

Ahora, el próximo 4 de octubre, llega el Joker, el gran villano de Batman. El loco, el vengativo, la risa que da miedo. Pero antes de él fueron muchos. Jack Nicholson en El resplandor, el protagonista de La naranja mecánica o Javier Bardem en No es país para viejos.

Aquí, recogemos a los mejores:

‘El resplandor’ (1980)

El resplandor.

No hay nadie tan bueno como Jack Nicholson cuando se trata de interpretar a un psicópata. Y Stanley Kubrick es el mejor a la hora de dirigirlos. Entre ambos creando en El resplandor a Jack Torrance, un intento de escritor que se hace cargo del cuidado de un hotel durante un largo invierno en Colorado.

La historia la conocemos todos. Antes de trasladarse su hijo empieza a tener visiones, sangre por todos los sitios. Y al llegar se enteran de que el hotel tiene una historia terrorífica. Torrance, que nunca fue un padre ejemplar, comienza a enloquecer. El final. ¡Qué final!. Padre e hijo corriendo por un laberinto congelado. El primero persigue al segundo con un cuchillo en la mano.

La película, que no fue muy alabada por la crítica al principio ni tampoco un éxito en taquilla, es considerada ahora cine de culto. Y Nicholson repitió varias veces como psicópata.

‘Taxi Driver’ (1976)

Taxi Driver.

Travis Bickle, interpretado por Robert de Niro, es un veterano de Vietnam. Sin amigos, con incapacidad para generar relaciones sociales y con un insomnio crónico decide pasar sus noches como taxista. El carácter psicópata del personaje se ve desde el primer momento. Impulsivo, hablando solo, intentando controlar sus instintos.

Primero se enamora de una voluntaria de un partido político. Llega a entrar como voluntario, consigue una cita, mete la pata. Se descontrola. Luego se obsesiona con una prostituta menor de edad. Quiere salvarla. Como dijo el guionista de Taxi Driver, nadie peor que Travis para cargar con una pistola.

La naranja mecánica (1971)

La naranja mecánica.

Otra vez Stanley Kubrick y otra vez lo psicópatas. Esta vez es un niño de 15 años que se llama Alex DeLarge. Basada en la novela de Anthony Burgess, se trata de un auténtico desquiciado. Hijo único, vive con su padres y queda siempre con los mismos amigos. Entre ellos han creado su idioma y viven obsesionados con la violencia.

Contextualizada en una Inglaterra futurista, 1995 pero situándonos en 1965 (año de la publicación del libro), aparecen hasta los procesos experimentales que se autoinflinge para acabar con sus impulsos violentos.

Malcolm McDowell fue el actor encargado de interpretar a DeLarge y estuvo nominado a un Globo de Oro. Ahora, La naranja mecánica está considerada como una de las mejores películas de Kubrick.

‘No es país para viejos’ (2007)

No es país para viejos.

Javier Bardem se metió en No es país para viejos en la piel de Anton Chigurh. La película, dirigida por los hermanos Coen, se basa en la novela homónima de Cormac McCarthy. Se trata de las historias de tres hombres que se entrecruzan en las que la violencia tiene un papel protagonista.

El actor español se encargó de interpretar a uno de ellos, a un tipo oscuro, fuerte y violento; a un asesino despiadado. Su función es la de recuperar un maletín robado lleno de dinero y para conseguirlo no duda en matar a cualquiera que se ponga en su camino. Su actuación le llevó a ganar un Oscar como Mejor Actor de Reparto. La película, en total, consiguió cuatro Premios Oscar y dos Globos de Oro.

Psicosis (1960)

Anthony Perkins, en ‘Psicosis’.

Dirigida por Alfred Hitchcock, se trata de la película número uno a la hora de hablar de psicópatas. Se hizo con un presupuesto mínimo y con el equipo que se utilizaba para rodar una serie de televisión y, aunque en un primer momento no llegó a convencer, acabó siendo nominada a cuatro Premios Oscar.

Anthony Perkins interpreta al papel protagonista, al dueño de un motel de carretera, Normas Bates, al que acude una joven, Marion Crane, interpretada por Janet Leigh, y donde es asesinada a las pocas horas de llegar. A partir de ese momento, y porque Marion estaba siendo perseguida por robar 40.000 euros a su jefe, se desencadenan una serie de visitas.

Al final, Perkins se muestra con un asesino psicópata que se disfraza de anciana y el responsable de la muerte de Marion.

El Joker (2019)

Joker.

Joaquin Phoenix se ha metido en la piel del último Joker. El villano de Batman vuelve a los cines este 4 de octubre y lo hace entre polémicas. ¿Convertimos en héroe a un asesino? ¿A un psicópata?

Phoenix, al que la crítica le augura un auténtico éxito, interpreta a un comediante amargado que no ha conseguido sus metas en la vida y que poco a poco se ha ido distanciando de una sociedad que le aborrecía. Se trata del último psicópata que llega a la gran pantalla y parece que el más polémico.