Sandra Barneda se ha convertido en finalista del Premio Planeta con la novela Un océano para llegar a ti. Junto con la escritora Eva García Sáenz de Urturi, ganadora de esta edición, forman la cuarta pareja de mujeres ganadoras del premio.  

La gala de entrega celebrada en Barcelona estuvo marcada por la seguridad frente al Covid, y por culpa de este Sandra Barneda no estuvo presente.

“Di positivo en Covid y estoy cumpliendo con los protocolos que hay que seguir, afortunadamente me encuentro bien y los síntomas han sido leves. Estoy siguiendo la cuarentena necesaria y todo el proceso, por eso no pude estar ayer. Estoy siguiendo el aislamiento necesario y obligado, así que recuperándome y en cierta soledad” explica a El Independiente. “Estoy bien, he tenido síntomas muy leves. Espero que todo siga así”, añade.

La casualidad y el coronavirus han querido que una noche muy importante en su vida como escritora haya tenido que seguir los premios por streaming y entrar en la gala por videoconferencia. “Ha sido muy extraño ser finalista del Premio Planeta, seguir la gala desde casa y celebrarlo en soledad. Lo bueno es que gracias a la tecnología he podido hacer videoconferencias y recibir las llamadas de mis seres queridos y amigos. De todas maneras habría sido una celebración en petit comité por cómo estamos ahora”.

Un océano para llegar a ti es una novela que habla de las pérdidas, de cómo las pérdidas nos modifican y nos cambian»

Ese ahora le ha tocado de cerca, el Covid le ha llegado y la periodista ha tenido que guardar cuarentena. “Llevo incomunicada diez días, y estoy ya cerca del final. Lo primero de todo es ponerme del todo bien, aunque sólo he tenido síntomas leves que pueden coincidir con un resfriado”, afirma.

La escritora apela a la “responsabilidad que tenemos todos los ciudadanos. Yo no lo comuniqué públicamente porque sabía que saldría, pero quiero transmitir este mensaje de que a pesar de tener unos síntomas leves hice lo que tenemos que hacer, aislarme y hacerme la prueba, sobre todo para no contagiar y estar absolutamente sola”, asegura.

En este sentido su caso es ejemplar y la conocida presentadora aprovecha para un mensaje a la gente: “ Que al mínimo síntoma se aíslen, no tanto por uno mismo, sino por los demás. Que avisen, que comuniquen a su entorno y luego se hagan las pruebas para salir de dudas, sobre todo por el alto contagio a las personas más vulnerables. Es fácil que por los síntomas leves puedas pensar que es un resfriado, es importante que seamos conscientes y responsables”, asegura.

Como víctima de la pandemia y como analista de la actualidad Sandra Barneda asiste indignada a la división política de estos días desde su confinamiento en su casa de Madrid. “La situación es complicada en Madrid y Barcelona, pero también en Londres y en Alemania. Es una crisis muy difícil de gestionar, es mundial y estamos demasiado encima como para tener un análisis frío de cómo se ha gestionado. A mí me falta la unión. En estos casos, el interés general está por encima de las pugnas políticas entre partidos y no logramos esa unidad necesaria; que exista esta división es algo que me parece feo, no toca, no es el momento. Aunque lo intentan, no consiguen poner el interés general por delante del de su partido. Y ya toca, porque no se trata de qué partido o de qué color podría hacerlo mejor, estamos ante un virus y una situación que ningún país del mundo está gestionando excelentemente bien. Porque no se puede, porque sigue vivo y las situaciones van cambiando y nos vamos adaptando. Lo que sí que veo es la discusión política, eso me duele”, afirma.

La vulnerabilidad en la ficción y la realidad

Ante su situación, la escritora manifiesta que esa soledad en confinamiento la ha hecho sentir la fragilidad a la que nos expone. “Te sientes un poco vulnerable, es verdad que compruebas la fragilidad de la enfermedad, que te tienes que aislar. Yo estoy en casa sola, pero hay gente que se ha tenido que quedar en casa en una habitación y no tener contacto con nadie. En mi caso, dado que mis síntomas son leves, es lo que peor llevo. Imagínate lo que han pasado tantas y tantas familias de no poderse despedir de sus seres queridos al estar ingresados en hospitales y no poder recibir visitas. Es una situación muy triste”, afirma.

He tenido la suerte de que desde que publiqué mi primera novela la crítica literaria me ha valorado muy bien»

Es precisamente la vulnerabilidad una de las claves de la novela por la que se ha convertido en Premio Planeta 2020. “Es una historia que habla de vulnerabilidad, es una historia de gente corriente que logra que su vida sea extraordinaria, es la historia de una mujer, Gabriel, que recibe una noticia dura, su madre ha tenido un ictus y eso desencadena todo, hace un viaje del héroe junto con otros personajes cercanos a ella que transitan en ese duelo. Es una novela que habla de las pérdidas, de cómo las pérdidas nos modifican y nos cambian. Este es el motivo por el que habla de vulnerabilidad, porque en esos momentos es cuando no tenemos coraza, nos encontramos desnudos ante la vida y ante las circunstancias y desde ahí volvemos a construirnos. De ahí el título de la novela, Un océano para llegar a ti, por las tormentas invisibles que  atraviesa la protagonista para llegar, en este caso, a su padre”, explica la escritora.

Un monstruo televisivo

El confinamiento de Sandra Barneda no ha afectado a la emisión de La isla de las tentaciones, porque  es un programa grabado. El programa es el que más audiencia acapara los días que se emite. Barneda lleva años en televisión en programas de Mediaset concentrando mucha audiencia. Una popularidad que considera no le va a hacer sombra a su faceta de escritora.

“He tenido la suerte de que desde que publiqué mi primera novela la crítica literaria me ha valorado muy bien. Una vez alguien me dijo que soy como Jekyll y Hide, parte televisiva y parte de autora. Pero no, soy yo. Creo que es absolutamente compatible y creo que el mundo avanza, podemos hacer mucho más que sólo una cosa. Yo lo que valoro son los lectores y las lectoras que siempre me han acompañado y que ahora todavía más. Por parte de la crítica literaria creo que los libros y mi trayectoria me avalan. Una cosa complementa a la otra”, asegura.

De hecho ahora va a tener que compaginar la maratón promocional del Premio Planeta con su carrera televisiva. “Tengo en la agenda otros proyectos televisivos que todavía no se pueden decir, pero siempre he compaginado mi carrera televisiva de comunicadora con mi carrera de escritora y lo voy a seguir haciendo”, confirma.